lunes, 22 de diciembre de 2008

El Claustro


Dentro de la iglesia de Santa Catalina de Siena, entrando por el hall a la izquierda hay un precioso patio, adonde en la antigüedad daban las celdas de las monjas internas. Hoy es un remanso increíble, con un silencio glorioso, en pleno microcentro de la ciudad de Buenos Aires... afuera: caos... adentro: una paz indescriptible.
Puesta con mesas de hierro y tapa de vidrio, las mesas se ubican sobre pisos de piedritas sueltas (no aptas para tacos altos, se los aseguro) unas enormes sombrillas dan sombra a las mesas que no llega a cubrir la generosa arboleda. Linda vajilla, copas y cambio de cubiertos segun el plato ordenado.
También hay mesas en los interiores, que se lograron uniendo varias celdas mediante arcadas, la decoración es austera, fresca y elegante.
El servicio es muy bueno, abundantes camareras están atentas a los pedidos de los clientes, aunque la iniciativa quizás no es su fuerte, tienen muy buena disposición para satisfacer los pedidos. Para el patio, son 4.
La panera con riquísimos panes caseros, merece una mención, masas al aceite, livianas y crocantes, combinan a a perfección con el paté que sirven para hacer boca. De entrada pedimos rolls de provola ($24) venian acompañados de salsa ligerisima de tomate y hojas verdes, muy fresco y en su punto justo de crocante y temperatura. Luego un roulade de salmón rosado, con verdes, papas rústicas y compota de tomate (esta última, sublime) en un tamaño justo de porción y buen punto el pescado ($47) y un exquisito lomo de ternera, con mil hojas de papa, salteado de hongos caramelizados y un shot espumoso de maíz y cebolla, exactamente en le punto en que fue pedida la carne ($49) la particularidad de los platos es que las combinaciones son tan exactas, que los bocados pueden combinarse de diferentes maneras, siempre con excelente resultado. El café ($6) en su punto justo de sabor , aroma y temperatura.
Funciona como café a partir de las 15 hs.

Chef: Rolando Benitez Cuella

Mi puntaje: 9

San Martín 705 4312-0235

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Basta, basta y BASTA!!


Ya todos tienen lo mismo, igualito, copiado, calcado. Podés comer en un ruso, en un taiwanés, en un restó de autor, en una fonda o en el patio secreto de esos restoranes donde tocás timbre... tipo "vi luz... y subí" (Si hasta Pablo Massey tiene uno... se puso fashion la cosa).

De lo q estoy harta:

pesto de rúcula

ensalada tibia

salmón rosado

polenta frita

vinagreta de miel

cordero patagónico

papas rotas

cous cous

maracuyá

brotes " de lo q sea"

cherrys....

Dejo acá, para que ustedes pongan lo que se les ocurra!!!



sábado, 22 de noviembre de 2008

El hábito hace al monje... y el paisaje a la comida

La gastronomía de cada región, tiene un por qué, elementos que se fueron entrelazando para dar como resultado los platos típicos. Ya sea lo que se produce en el lugar, lo que se almacenan, o las influencias de los pequeños grupos de personas que se afincaron en un sitio, trayendo sus tradiciones, sus gustos, sus estilos su sabiduría.
Es así, como podemos encontrar trazos árabes en las comidas de Santa Fe, incluyendo su archifamoso alfajor de muchas capas. Encontramos muchas comidas españolas en Mendoza, torta galesa en Chubut, comidas alsacianas en Córdoba, ensaimada en San Pedro.
También varia la manera de hacer las mismas comidas, a lo largo y ancho de la República... por caso, las empanadas, son tantas versiones como provincias... en Mendoza redonditas y con pasas, en Jujuy, al horno de barro y con trocitos de papa, asi, cada región, cada pueblo, incorpora las cosas que más lo caracteriza.
Ahora, sabrá igual un lomito de llama en un restó de Palermo, que en el centro de Purmamarca? Esa misma trucha en Puerto Madero y en el borde del Nahuel Huapi? Así, podría citar mil ejemplos de cosas que a pesar de que hoy por hoy, todo llega fresco y por avión a Buenos Aires definitivamente, no es lo mismo.
El paisaje, nos subyuga, nos sumerge, nos intimida, nos invade, y le da el marco a que disfrutemos el por qué de cada condimentos, de cada aroma. También, podríamos citar el amor y el orgullo con que sin lugar a dudas, un cocinero nativo, trata su materia prima, el respeto que le es impuesto, por lo que corre por sus venas... pura tradición.
Vale la pena hacer turismo vale la pena disfrutar y vale la pena, probar in situ.

martes, 18 de noviembre de 2008

Me leva Brasil


De afuera, parece un bodegón de esos típico de Palermo, mezcla de bar de copas y minutas al paso. Entramos porque descubrimos el nombre, y ya tenía ciertas referencias en cuanto a la veracidad de su comida. No hay manteles, ni siquiera individuales, las servilletas son de papel, y la carta una triste hoja fotocopiada blanco y negro y plastificada. Una tele, proyecta programas de la tele brasileña, en un volumen que no es el deseable para una cena. La deco es como la de un chiringuito de la playa, la onda, no.
El servicio deja mucho pero mucho que desear... con decirles que fue el camarero quién no contestó el "buenas noches" creo que les digo todo. Camarero autóctono, eso si, lo cual le agrega "cierta" gracia al asunto... solo cierta, porque lejos de morochos simpaticones, tienen rubios mala onda.
Al fin, luego de no poder tomar el jugo de mango que habíamos pedido ("no hay") pedimos unas entraditas... y entendimos como este engendrito está abierto desde el 2002 : exquisitas croquetas de peixe ($12) que mejoraron mucho cuando traje la sal y el picante de otra mesa, que a pesar de estar fritas, estaban crocantes y untuosas y para nada pesadas. También pedimos empanadinhas de queijo ($12) muy parecidas al chipá y deliciosas. De principal, le elección fue genial : Moqueca de peixe ($46) una posta de pescado blanco, en su justa cocción, con leche de coco y salsa de verduritas, con unos aromas espectaculares y acompañado de arroz blanco.
Los precios son un poco altos, para tan poco servicio, para vajilla de fonda y bla, pero la comida vale la pena, dicen que la carta de tragos es muy buena. Altamente recomendable para ir en grupo y pedir las entradas, con cervezas nativas y dejarse llevar.

Mi puntaje: 7

Costa Rica 4488 4832-4290


Tomates confitados



1 kilo de tomates perita
2 dientes de ajo
aceite de oliva
aceto balsámico
orégano

Cortar los tomates en cuartos, acomodar en una asadera, con la piel hacia abajo. Rociar con todos los demás ingredientes y salpimentar. Rotarlos a mitad de cocción.
Cuando estén listos, usarlos para sandwiches, ensaladas, bocaditos y demases comidas veraniegas.

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Café San Juan (revisitado)


Hace más de un año, empezaba este blog, con este restó como primer reseñado. Pasaron más de 150 post y he vuelto, encontrándome con la misma calidad, el mismo servicio y la misma buena onda.
La decoración no varió, solo una pequeña ampliación, alberga 10 cubiertos más, en este pequeño sitio, que apunta a la calidad sobre todas las cosas, es como si uno comiera en el living de Leandro Cristobal, el chef propietario, uno lo ve agitarse con pasión detrás de los fuegos, solo lo separa del salón, una barra, con capacidad para 4 cubiertos mas. Tienen 2 turnos, con estricta reserva, a las 21 y a las 23 hs. Todo está aceitado para disfrutar la experiencia, aunque podría parecer que no, con los tiempos justos.
El servicio es atento, muy... mi camarero me trajo 5 veces tostaditas, sin poner ni una sola vez, un gesto de fastidio. Están vestidos cancheros, con larguísimos delantales negros.
La comida se elige de unas pizarritas escritas a mano, que si bien son simpáticas, hacen apurar demasiado la decisión. Saben sobre vinos y están dispuestos a asesorar al comensal.
Pedimos 2 principales, pues por sugerencia del camarero (acertadísima) era más que suficiente sin entrada. Un ojo de bife SEN-SA-CIO-NAL ($49) al punto pedido, enorme, con costra de ajo, y salsa de pimientos y chorizo colorado... un manjarrrr! Las papitas que acompañaban deliciosas!!! El plato ,se puede compartir, si antes pidieron una entrada (entre $14 y $25, tapas o la especialidad de la casa: Empanada gallega). El otro era un plato de costillitas de cordero ($47), humeantes, repletas de aromas, con unas papas salteadas con tomatitos cherrys, champignones... verdeo... UNA GLORIA! No es barato, y solo aceptan efectivo, pero vale la pena.
Capítulo aparte, los postres: sumamente caseros, y hechos por la mamá del chef... el papá es el adicionista y asi todo queda en casa. Pedimos un Bavaroise de maracuyá... exquisito, y por solo $16.
En suma, armarse de paciencia, tomar el teléfono, llamar al 4300-1112 y a disfrutar una experincia gastronómica fantástica.

Mi puntaje: 9

viernes, 17 de octubre de 2008

Soneto al vino


¿En qué reino, en qué siglo, bajo qué silenciosa conjunción de los astros, en qué secreto día que el mármol no ha salvado, surgió la valerosa y singular idea de inventar la alegría? Con otoños de oro la inventaron. El vino fluye rojo a lo largo de las generaciones como el río del tiempo y en el arduo camino nos prodiga su música, su fuego y sus leones. En la noche del júbilo o en la jornada adversa exalta la alegría o mitiga el espanto y el ditirambo nuevo que este día le canto otrora lo cantaron el árabe y el persa. Vino, enséñame el arte de ver mi propia historia como si ésta ya fuera ceniza en la memoria.

Jorge Luis Borges

lunes, 13 de octubre de 2008

Italpast (Campana)


Ya llevaba más de 5 años, en la esperanza de alguna vez, por hacer los 70 km. que nos separan de la ciudad de Campana, para ir a conocer el restaurant de Pedro Picciau, especializado en cocina de la región sarda, multipremiado, con decenas de notas en revistas y recomendados varios que cuelgan enmarcados de las paredes. Es restó recomendado con una estrella Lan Chile, es ganador del premio "Lugares" es un infaltable en los recomendados de Alicia Delgado...
La decoración de entre tradicional y modernosa, con espacios que no terminan de armonizar totalmente entre si, como todo aquello que va creciendo con el tiempo y adosando diferentes locaciones. Desde una barra donde el hermano del dueño almuerza mientras adiciona y charla con los clientes habitués, hasta baños ultramodernos... desde la nonna que se pasea a la vista y amasa, hasta extrañas esculturas...
El servicio se ve desbordado por el público del mediodía, que proviene casi en su totalidad de turistas o ejecutivos de Siderca y demás plantas industriales de mucho prestigio de la zona. Los fines de semana, propios y ajenos se agolpan durante horas para ocupar una mesa.
La comida es sencilla, casera, sin estridencias, con repetición de ingredientes en la mayoría de los platos, figura el plato emblema con el que el patrón ganó el festival de cocina de Cerdeña, unos tortelloni a la manteca. Hay una honestidad que se traduce en cada detalle... y eso se valora.
La carta no es larga, pero si tiene un apartado para cada tipo de comida, todo es tradicional, todo es casero. La panera podría (y debería) ser más interesante que simples rodajas de pan blanco, lo mismo que la tostada apenas untada con aceite de oliva y las 2 aceitunas por comensal que integran el cubierto ($5). Probamos un carpaccio exquisito, fresquísimo, con el aderezo justo, con los sabores en armonía, liviano y tentador ($22). Los sorrentinos de ricotta, muzzarella y jamón con crema de hongos ($27) y los canelones de verdura y ricotta con salsa blanca y filetto ($26) etéreos, delicados, totalmente equilibrados. De postre el flan casero a la naranja ($12) cerró muy bien el conjunto. Un riquísimo café Lavazza ($6) coronó un mediodía distinto.
Es bueno, todo es rico... de todos modos me queda la duda, de si la leyenda no creció desmesurada, como aquellas del boca a boca y el snobismo... no justifica 150 km. en viaje exclusivo, pero corona bien un paseo por esos lares. Hay rotisería y fábrica de pastas en la esquina, y shop de productos italianos como pastas De Cecco y aceites itálicos.
Cuenta con una cava con mesa exclusiva.

Mi puntaje: 8,5

Dellepiane y Berutti, Campana.



viernes, 10 de octubre de 2008

Los genios del fuego


Un libro exquisito, de tapas duras, con marcador de raso rojo, con un papel que es un lujo para acariciar. Fotos impresionantes.
Va hilando la vida de 10 cocineros soberbios y magníficos, con sus recetas y sus pareceres. Es un libro que Mezcla lo periodístico, con lo gastronómico.
Nos cuenta la historia de Carme Ruscalleda (Sant Pau), Ferrán Adriá (El Bulli), Joan Roca (El celler del Can Roca), Santi Santamaría (El racó de can Fabes) y otros.
Es un libro intimista, sobre artistas, sobre creadores, sobre decisiones tomadas, sobre la llegada por diferentes medios de cada uno de estos genios a la cocina.
Para tenerlo, quererlo y disfrutarlo.

Precio aprox. en librerías: $300

martes, 7 de octubre de 2008

Divina Patagonia (San Telmo)


El lugar es precioso, una casa reciclada en varios niveles, desde el sótano hasta el entrepiso, con baños cancheros, pinturas a mano en las paredes que continúan en las mesas, mucha onda y muy tranquilo.
El servicio es errático, con pocas ganas... de subir y bajar escaleras, hubo que pedirles que confirmaran el varietal del vino por copa... La panera es interesante, con variedades caseras (algunos panes poco levados) y un quesito blanco... menos mal que es abundante, pues la entrada tardó 45´... unas tostaditas con queso de cabra y tomates secos y unas rodajitas de aceituna... 3 tostaditas tamaño baguette... un poco caro a $17. Con los principales no tuvimos más suerte, pues tardaron 50´la bondiola de supuesto jabalí ($37) llegó chamuscada y con una guarnición de batatas en rodajas... SIN SALSA... lo cual la hacía intragable, tuvimos q pedir una salsa criolla (la opción de esperar otros 50´era incontemplable). El lomo de cordero envuelto en masa phila es sabroso, pero la masa no estaba todo lo crocante que era de desear, con guarnición de canasta de queso y hongos (que lejos de ser patagónicos como se anunciaba, eran champignones ramplones, aunque sabrosos) a $49. El postre: un húmedo de chocolate ($21) estaba muy rico, menos mal, pues al café le faltaba cuerpo. Las porciones son minúsculas y desangeladas. La carta es muy corta.
Definitivamente no alcanza con un buen marketing y lindas leyendas en las paredes...
Absolutamente NO recomendable... la relación precio calidad, no resiste análisis. Pueden arruinarte una noche que tenías bien planeada.

Mi puntaje: 6,5

Balcarce 958 4300-6454


domingo, 5 de octubre de 2008

Guarnición de habitas, panceta y verdeo

1 kilo de habitas
250 grs. de panceta
3 cebollas de verdeo
Aceite de oliva c/n
Sal
pimienta

Sacar las habas de sus vainas, y sumergir en agua hirviendo con mucha sal, durante 30 segundos, retirar y colocar en un bol con agua helada (con hielo de ser posible) dejarlas hasta que se enfríen por completo. Sacarlas y pelarlas. Cortar la panceta en cubitos y dorar en una sartén antiadherente, agregar las habitas y la cebolla de verdeo, sartear, salpimentar y servir, con un hilo de aceite de oliva.
Para acompañar todo tipo de carnes rojas.

sábado, 4 de octubre de 2008

Club Sueco


Desde siempre en los recomendados de Alicia Delgado, no es un dato menor. Nos aventuramos en microcentro al quinto piso de un edificio que de afuera no dice absolutamente nada, y que es el Consulado de Suecia en nuestro país. Cuando el ascensor abre sus puertas, es inusual la cantidad de luz que se percibe, al doblar levemente a la derecha, vemos el salón, super amplio, bañado de luz, con mesas grandes bien separadas entre si, música funcional, poca gente y de aspecto más que tranquilo. Lo que nos augura un almuerzo por demás plácido. La mantelería, parece estrenarse en el preciso instante en que uno llega, de tan impoluta, las camareras transmiten paz, todo está absolutamente en armonía.
EL menú de mediodía, a $35, incluye una bebida un principal y un postre o café (que se ofrecerá descafeinada, fuerte o medio y llegará a la mesa acompañado de unos cuadritos de budín muy sabrosos). Pedimos los 2 platos del día: tierna bondiola con cuadritos de zapallo y zócalo de papa, salpicado por hojas de rúcula baby y bife de chorizo (no nos preguntaron el punto de cocción... ERROR!) acompañado de una ensalada de hojas verdes muy crocantes y bastoncitos de remolacha y zanahoria. Para darnos el gusto nórdico, pedimos de entrada una degustación de lachas a $22 : un delicadísimo equilibrio de preparaciones en toda la gama de posibilidades, en ensaladita con manzana y remolacha, en almíbar, con salsa de eneldo... acompañado del pan de nuez y pasas, una maravilla. También ricas galletitas con semillitas de kümel. Las entradas rondan los $25, los principales los $35 y los postres los $20. Hay smort.
Una propuesta de mucha calidad y calidez.

Mi puntaje : 8

Tacuarí 147, quinto piso. Abren solo al mediodía salvo el segundo jueves de cada mes que organizan buffet nórdico por la noche.

jueves, 2 de octubre de 2008

Comidas pasadas de moda...

Hay una cantidad de comidas, que ha caído en desgracia, ya sea por su valor calórico, por las largas horas que demanda prepararlas, porque tienen mala prensa o porque son kirsch...
Propongo que hagamos una lista, y las comentemos entre todos!
Acá van las mías:

Mondongo: calórico, asqueroso para la mitad de la humanidad
Lupines: quién sabe prepararlos en el 2008?
Puchero de chancho: insumos que solo se consiguen en Constitución... pero quién se aventura sin temer por su vida por esos lares?
Cima rellena: barroquismo puro, tan en deshuso como su primo hermano el matambre.
Fideos la fierrito: creo que todas las amasadoras nos miran desde el cielo.
Torrejas: doppo morire!
Cabellos de Ángel: !La Gran Córdoba" sigue haciéndolos... pero, no tienen gustos y están pasados de moda, al igual que sus compañeras de decoración, las cerezas al marrasquino.
Ciruelas envueltas en panceta: Gloria de los lunchs de los ´70, sospecho que por los costos han ido desapareciendo.
Suprema a la Kiev: pesada como vaca en brazos.
Bizcochuelos de 12 huevos: solo en las fotos de las ediciones de Doña Petrona.
Tocinitos del cielo: enemigos de la salud.
Hígado en todas sus formas: iaccc!
Churros: quién se atreve fuera de la playa?
Zapallitos rellenos. tortura de niños.
Niños envueltos: que era ese engendro? (de chica le tenía terror al nombre!)

Acá los dejo... espero que aporten! ;)




martes, 30 de septiembre de 2008

El sulky


Una esquina en Caballito, con asador criollo, bien puesta y simpática... hasta que te acercás a la puerta y te topás con el vidrio pintado con la siguiente leyenda "no tenemos teléfono, no tenemos delivery, no se permiten carritos de bebé, no se permite reservar la mesa hasta que todos estén sentados, nuestros mozos no son profesionales, no abra la puerta, espere a ser atendido, no operamos con tarjetas de crédito, ni de débito ni tickets.... " NO, NO Y NO!!! parece ser el lema del lugar...
Así y todo, nos aventuramos a entrar, para vivir la experiencia... nos iríamos apaleados por los mozos?
El lugar es simpático, con mesitas cancheras, y gueridoncitos, lindas cortinitas y puesta campera y un gran sulky en el entrepiso. La extracción es una calamidad, y te vas con el olor a toooodoooo lo que se cocine.
El servicio, que es de lo más criticado por allí, fue correctísimo, amable, ofreciendo chimichurri, por ejemplo y atento a los puntos de cocción pedidos y a los aderezos. Fuimos temprano y lógicamente, se pueden tomar más tiempo en esas circunstancias.
Los precios están muy bien, salvo el servicio de mesa, que es para mayores y menores $5 y consta de : NADA, ni manteca, ni queso untable, ni empanadita de cortesía... Pedimos una picadita de achuras ($9) correcta, tanto en cantidad como en variedad y temperatura, una provoleta ($8) que estaba sin pelar pero era sabrosa. Una ensalada mixta de radicheta muy fresca y abundante $7. Matambrito tiernizado (un manjar) $12 y unas papas fritas, riquisimas, doraditas, finitas, crocantes y en una platina muy generosa $7. De la carta también: lechón, chivito o cordero $18, pamplonas con papas fritas $19, postres clásicos y entradas caseras.
Para estar en Caballito, cierra.

Mi puntaje: 7

Pedro Goyena 300 (teléfono no tienen y no serviria de nada, a juzgar por la leyenda q nos recibe)

domingo, 21 de septiembre de 2008

El anti-gastrónomo

... los quesos podridos son para épocas de guerra, la comida china para los que no pueden comer carne, las comidas del norte para los norteños, la comida agridulce? ah no! no mezclo comida con postre! Los hongos.. .seguro son todos venenosos, lo crudo? es para los perros! prefiero mi carne color suela... y asi, todo tipo de comentarios...
Cerrados? pues sí! Cómo quieren que les digamos a los que ignoran sistemáticamente la cultura que trae la gastronomía de cada sitio? Los que rechazan las evoluciones de la cocina? Cada plato griego, marroquí, peruano o de donde sea, trae dentro de si parte de la evolución de la historia de los pueblos, comprendemos el por que de las cosas, conociendo a fondo los ingredientes queu componen las comidas típicas de cada lugar. En un plato pueden resumirse los pesares y las alegrías de un pueblo. Las tradiciones que pasan de generación en generación, nunca dejan de lado un espacio importantísimoue para la cocina.
Son los que en China, en Córdoba, en Montevideo, en Paris o en el Congo comen en Mc Donald´s, comida de plástico, totalmente estandarizada, y desprecian las comidas típicas... en Italia dirán: no hay pizza como la de "Güerrin", en España: la paella de "Plaza mayor" es mejor... y asi... increíble? SI SI! pero real...
Como en el monólogo de Pinti "camone per la nena..." ignorando la cultura, los sabores y haciendo los marisabidillas de todo...
Porque puedo aceptar, como no, que a alguien algo no le guste, que le de "cosa" y rechazo... tengo un amigo que de solo ver el color de la remolacha, se descompone... pero le entra absolutamente a todo lo demás! Bien por él! El tema, lo molesto, es lo que no prueban... que dicen "no me gusta" sin tomarse el trabajo de ver si eso es cierto...
Tengo problemas con esa gente que se niega a probar, que se resisten a ampliar el paladar y queue expresan como una verdad absoluta q "no hay milanesas como la de la vieja" o "la mejor comida del mundo es el asadito de los domingos y dejate de jorobar". A que se deberá esa incapacidad para ser flexibles y probar? lo más que les puede pasar, es que no les guste...

domingo, 14 de septiembre de 2008

Armenia


En el primer piso de la asociación armenia en Buenos Aires, se encuentra este restaurant, donde por supuesto reina la comida típica. La puesta es de los 70´y nunca más se renovó y nadie espera que lo haga. Mesas con manteles blancos y sobremantel, cubiertos standart, sillas cómodas con respaldo y asiento forrado en cuerina verde, y mozos que saben a fondo la carta, cosa que se agradece y mucho.
El lugar cuenta con un show de bailes típicos a cargo de una mujer y 2 hombres, que despliegan con simpatía las danzas de la tierra de sus ancestros.
Hay opciones de menú a $60, $65, $70 y $95, donde siempre son 3 entradas elegidas de la carta, un principal, un postre y un café, que puede ser a la turca, con mucha borra... un lector a la derecha por favor!! Lo que cambia es la 1/2 botella de vino, que será Uxmal, o Álamos en las primeras 2 opciones, o líneas más sofisticadas, siempre dentro de la bodega Catena Zapata.
Eramos 4, pedimos todas las opciones de entrada para compartir (Hummus, ensalada Belén, Keppe crudo, hojas de parra, queso armenio, aceitunas marinadas, falafel, Tabouleh, etc.) muy rico, con pan árabe calentito, es divertido y comunitario ir descubriendo los sabores. Traen pimienta y ají molido aparte y un aceite de oliva que deberían mejorar.
De principales: brochette de cordero (tierno, jugoso y bien marinado) acompañado de arroz pilaf y vegetales asados, brochette tradicional, también muy jugoso y envuelto en un wrap que no le aporta demasiado y un pastel de quesos, en masa phila con sésamo, francamente delicioso, aunque a tanta contundencia habría que acompañarla con algo fresco. De postre, copa Erevan (helado de americana con frambuesas), copa Armenia (helado de chocolate, con salsa de café y granitos crocantes) y Baklavá, 2 minúsuclos rombitos, de excelente sabor.
También comida a la carta, precios accesibles, descuentos de club La Nación los días de semana.

Mi puntaje: 7,5

Armenia 1366, reservas se imponen los sábados 4776-2500

lunes, 8 de septiembre de 2008

Platos ganadores



Entrada: “Mar”

Mini brochette de vieyras, ensalada exótica de salmón, atún rojo y langostinos y ensayo de salmón con eneldo y vodka.


Plato regional: “Lentejas 08”

Guiso de lentejas con compota de hinojos y tomates, salchicha parrillera de conejo, crackers de chorizo colorado, grisini de hongos y chipá.


Plato principal: “Lomo y huerta”

Lomo envuelto en grasa de pato, con guarnición de papa y morillas, cilindro de arvejas, falso cake de tomate y camembert y cigarro de camembert.


Postre: “Pompas”

Biscuit húmedo de chocolate, mousse de chocolate, tuille de dulce de leche, crema de almendras, pompas de chocolate y humo, y mandarinas nitro.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Torneo de chefs, entrega de premios


Y llegó el día jueves, el recuento de planillas, los promedios, la ansiedad por conocer a los ganadores... Después de 4 días de intenso trabajo de 31 equipos venidos de todo el país, tuvimos los primeros pálpitos... aunque el primer puesto, se perfilaba seguro, un trabajo extraordinario, que destacó y fue el comentario de todo el mundo.
El torneo repartió $15.000 pesos en premios, además de uniformes de Modo indumentaria, postgrados de cocina del Instituto Gastronómico del Sur y otros obsequios de los patrocinadores.

Vamos a la tabla!!!

3er. Puesto, para un equipo que vimos desempeñarse durante los 4 torneos que se llevan realizados hasta la fecha : Casino Trilenium.
2do. puesto: Reincidentes, ganadores del primer torneo nacional de chefs, los cocineros del Hotel Madero by Sofitel.
1er. puesto: Reincidentes también, ganadores de la segunda edición del torneo, Sheraton Pilar, se alzó con el tenedor de oro, y las medallas doradas, fue la despedida del capitán del equipo quién se desempañará como chefs en el Hotel Sofitel Cardales.

Felicitaciones para todos ellos, y sus entrenadores, quienes sienten la misma pasión que los equipos y dedican horas y horas a crear los platos que se presentan a posteriori en el concurso. Mención especial, para los ganadores de las menciones "Mejor entrada" (Restaurant Tante Cariló, Cariló), "Mejor mice en place y técnicas de seguridad e higiene (Hotel "Los Cauquenes", Ushuaia), "Mejor postre" (Hotel dos venados, San Luis), "Mejor plato regional" (Hotel Fenicia, Jujuy) y mejor plato principal (Restaurant Islas Malvinas, Mendoza).

viernes, 5 de septiembre de 2008

Torneo de chefs, dias 3 y 4


Llegué tarde, porque me tocó trabajar.... ! Asi que puedo contarles menos que de otros días... Se que compitieron : Hotel Sheraton (Córdoba), El mirador del Lago (El Calafate), Hotel Salto Grande (Concordia) y otros. La jornada transcurrió tranquila, con el jurado compuesto por reconocidos chefs del medio gastronómico.
Hoy, último día, compitieron los equipos de Hollidays Inn (Córdoba), Alejandro I (Salta), Hotel Los Cauquenes (Ushuaia, ganadores tercer puesto, edición 2007), Compañía hotelera Fenicia (cabe destacar la actuación de este equipo de Jujuy que solo con 2 participantes, ha logrado el cuarto puesto entre 32 equipos, y además, mención especial Mejor plato cocina regional). Entre los jurados, tuvimos a Guillermo Busquiazo (Sheraton Pilar), Silvia Smid (Utilísima Satelital, 12 libros editados bajo ese sello), María Julia Bacigalupo (Ingeniera en alimentos, docente de IAG), Maximiliano Fontanet (Utilísima satelital, docente del IGS).
A las corridas, logramos cumplir en tiempo y forma, para ponerle el broche de oro, a 4 jornadas increíbles, de conocimiento, camaradería, respeto... una fiesta de la gastronomía en su máxima expresión.
Los ganadores? se los cuento en el próximo post!

miércoles, 3 de septiembre de 2008

Torneo de chefs, día 2


Martes, otro día agitado, desfile de equipos : (entre otros) Confitería Richmond (Catamarca) Hollidays inn (Córdoba) Restaurant La guanacazul (Río Gallegos) Casino Melincué (Paraná)... Entre los jurados: Pepe Molina (Unión Argentina de Chefs y El viejo Almacén), Guillermo Busquiazo (Sheraton Pilar, entrenador del equipo ganador edición 2006), Martín Molteni (Pura Tierra, representante argentino en el Bocuose D´or), Norberto Niemencheck (Casino Trilenium) entre otros muchos destacados.
Con representantes exclusivamente del interior, pudimos ver lo que cada región el país, considera como plato regional.
Cabe destacar, que este evento cuenta con el apoyo de FEGHRA.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Torneo de chefs, día 1


Lunes, primer día de torneo, contamos con 8 equipos, en 2 turnos, de capital y interior, entre ellos, Sheraton Pilar (ganadores edición 2006), Sofitel Madero (ganadores edición 2005), Sarasa Negro (Mar del Plata) Casino Trilenium, y otros.
Como jurados: José Luis Elías (Buenos Aires Pastelería Maestra, ElGourmet.com) Olivier (ElGourmet.com), Darío Gualtieri (representante de Argentina, primera edición Bocouse D´or) Ramiro Rodriguez Pardo (Sinclair) Juan Martín Seibert (Utilísima, Instituto Gastronómico del Sur) entre otros destacados representantes de la gastronomía local.
Cada año, vemos superados los trabajos presentados el año anterior, más técnica e innovaciones de todo tipo, como por ejemplo, vajilla adquirida en "El Bulli" y tubos de sala, envasada como pasta de dientes.
Puntajes muy altos, algunas penalizaciones en tiempo, y toda la puesta a punto del primer día de 4 que merecen ser esperados.
Cabe destacar, que el Torneo cuenta con la impecable organización del Sr. Jorge López Cortez y equipo, director de "Panorama gastronómico", quién se encarga durante todo el año de recorrer el país, de Ushuaia a La Quiaca (literalmente) haciendo las rondas clasificatorias, de las surgen quienes luego vendrán a competir en la gran final, en La Rural.

domingo, 31 de agosto de 2008

Ensalada Caesar


(para 6)

1 kg. de lechuga criolla
1 pan lactal chico
5 anchoas
4 dientes de ajo
1 cucharada de mostaza de Dijon
1 yema
2 tazas de aceite de girasol
350 grs. de queso parmesano
3 cucharaditas de hierbas variadas
sal
pimienta

Lavar la lechuga. Cortar en trozos grandes. En una ollita profunda, freír cuadraditos del pan lactal, a alta temperatura, poniéndolos a secar sobre papel absorbente, reservar. En la procesadora, poner todos los otros ingredientes y procesar, hasta lograr una pasta. Aderezar la ensalada y al momento de servir, agregar los croutons.
Puede filetearse 1/2 pechuga por comensal y convertir esta ensalada en una plato principal, un día veraniego.

jueves, 21 de agosto de 2008

Hermann


Paredes de madera oscura, ambiente un tanto demodé... unos pocos boxes con ingeniosos asientos rebatibles, como las viejas butacas de cine, percheros en la pared. Vitreaux de época y puertas por donde se entra como en una iglesia, por los laterales. Así ha sido este bodegón con especialidades alemanas en los últimos 50 años, y probablemente así siga siendo, por otros 50 años más. Declarado sitio de intereses cultural por la legislatura de la Ciudad de Buenos Años.
El servicio es paciente, conoce la carta a fondo, asesora sobre el tamaño de las porciones, y es paciente con los niños, ya que el ambiente del lugar es sumamente familiar, casi de entrecasa, de esos sitios donde se ven a 2 o 3 matrimonios compartiendo la mesa, mujeres de un lado, hombres del otro, tomando Carcassone o Valmont y comiendo los viejos clásicos. Nadie pide más que la honestidad de la comida.
Pedimos una Maryland ($23) grande la milanesa, deslucida la salsa, muy madura la banana, bien en su conjunto. Costillas a la Riojana ($21) ni muy muy ni tan tan, abundante y sabrosa, pero con un solo huevo frito y escasas papas (dicho sea de paso, cada vez más escasas las guarniciones de papas fritas EN TODOS LADOS) un bife de chorizo ($22,50) los he visto mejores, un poco delgado para el precio y el lugar, siendo qu viene sin guarnición y lo desproporcionado: ensalada de radicheta ($10) con huevo duro cobrado aparte ($2) También un par de chorizos alemanes con chucrut ($17,50) muy buenos los chorizos, muy ácido el chucrut.
Un bodegón más, que tiene la gracia de las comidas alemanas en la carta.

Mi puntaje : 7

Av. Santa Fe 3902 4832-1929

domingo, 10 de agosto de 2008

Torneo Nacional de Chefs



En el marco de HOTELGA, se desarrollará el cuarto Torneo Nacional de Chefs de la República Argentina. Contará con 32 equipos, desde Jujuy hasta Ushuaia, de los más prestigiosos hoteles y restaurants. El trabajo es por equipos de 4 integrantes, y se presentan 4 platos terminados: entrada, plato, postre y plato regional. Contará como en cada edición con prestigiosos chefs en el papel de jurados, como Martin Molteni, por solo citar un ejemplo.
En el año 2005, el equipo ganador fue el de Sofitel Madero, en el 2006 el de Sheraton Pilar y en el 2007 el del Hotel Hilton, con Leonardo Zaracho como team lider.

Les dejo el link del torneo y la foto del plato ganador como regional, edición 2007.

http://www.torneodechefs.com

Una joya en blanco y negro

Increíble! pelo batido, prendedor que asemeja una flor y manos hechas... que épocas marcó esta mujer, una grande, gigante de la gastronomía Argentina.
Les dejo esta perlita para que disfruten.


domingo, 3 de agosto de 2008

Sarkis

En una esquina, amplia, muy amplia, con las veredas techadas y calefaccionadas... se entiende, siempre, siempre hay que esperar, en promedio, 45´grupos grandes, cumpleañeros, gente de todas las extracciones y los aspectos, desde los fashion hasta los cincuentones, mientras uno espera paciente, alguien reparte lemoncello.
La decoración es inexistente, las sillas de paja, piden un respiro y el alto movimiento del local, da fe de que podrían invertir unos pesos en lavarle la cara. La vajilla más que básica, la carta de folios a la antigua. Solo la parte de atrás, luce mínimamente remosada... pero en la tómbola del "sientese donde pueda" pocas veces se accederá al cielo del último salón.
El servicio es tradicional, con un profundo conocimiento de la carta, compleja, sin traducciones, y bastante larga. Los mozos, son todos mayores, lo que lleva a pensar que transitan estas baldosas hace años.
La comida es... maravillosa! Cuesta creer que en un local con semejante movimiento, y tantos cubiertos, todo tengo un maravilloso sabor a casero, como comer en el living de alguna familia de origen árabe, las porciones son abundantes y todo muy sabroso. Acompañan con panes calentitos, pitas, por supuesto. El cubierto (que incluye NADA) lo cobran $4 un tanto excesivo... Pedimos sesos a la provenzal $8, tiernos, deliciosos, untuosos y frescos, el ajo era solo un dejo. Berenjenas fritas $8 en grandes trozos, se deshacían en la boca, Tabouhle bien alimonado, fresquísimo muy perfumado y delicioso $10 y un kebbe a la parrilla $12 maravilloso, crocante por fuera, condimentado y con un relleno de nueces y carne en trocitos que se derramaba aromático sobre el palto. Café a la turca $4 bastante bien, aunque suelo preferirlo más fuerte. En la carta también: hummus, babaganoush, kippe, jamba, carne al fierrito, keppe crudo, arrolladitos de hojas de parra, mousaka y toda la variedad que comidas y postres típicos.

Mi puntaje : 7,5

Thames y Jufre

miércoles, 30 de julio de 2008

Mollejas al verdeo



(Para 4)

1 kg. de mollejas
2 cebollas
1/2 kg. de verdeo
1 cubito de verduras
250 cc. de crema
2 cucharadas de manteca
sal
pimienta

750 grs. de papas españolas

Blanquear las mollejas durante 3 minutos en agua hirviendo, sacar y limpiar, sacando la grasa y la telita que las recubre. Picar las cebollas y el blanco de la cebolla de verdeo, es 2 cucharadas de manteca, reservar, en la misma cacerola, dorar las mollejas cortadas en fetas. Cuando estén doradas, agregar la cebolla nuevamente, el caldito de verdura y cocinar 2 minutos. Agregar la crema y levantar el fondo de cocción. Dejar hervir 20 minutos, agregar las papas ya fritas, salpimentar y servir.

Acompañar con un blanco de guarda o un malbec del año.


viernes, 25 de julio de 2008

Azulis

Fui invitada por Reina, a la presentación de una casa de ropa, Román Cirasa y contaban con el cátering de esta empresa, realmente de destacar, tanto el servicio, como la atención a los más mínimos detalles, camareros impecables, vajilla original, y sobre todo, una propuesta gastronómica de muy alto nivel. Abundante, rica y por fuera de lo común, appetizers pensados, de autor, un plato caliente contundente y unos postres soñados.
Les cuento un poco de que se trató el menú: Crostinis de pollo al curry, verdes y huevitos fritos de codorniz, sedoso y aromático, un bocado más que tentador. Papines andinos con cream cheese y caviar, un clásico en su punto justo de cocción y presentado en cucharas individuales. Originalísimo spoon de uva con queso de cabra y almendras. Squares de queso cheddar fundido, cebollas caramelizadas y rúcula selvática... increíbles!! en pan integral, dulzones y tibios, maravillosos!! El plato caliente fue cordero patagónico con spätzle de hierbas, salsa verde y tomatitos confit y por último torta húmeda de chocolate con avellanas (sensacional) minis crême brulée con dulce de leche y coco y lo mejor de lo mejor, Lime curd con leche condensada y frutos rojos.
Simplemente, impecable.

www.azulis.com.ar

jueves, 24 de julio de 2008

Paren las rotativas! Visitante número 5000!!

Me complace ENORMEMENTE compartir la noticia!!! En el día de hoy, los visitantes registrados han sido 5000.
De más está decir que este blog crece porque ustedes están ahí, porque lo leen, porque lo comentan (no todo lo que me gustaría) pero están, hacen sus aportes, lo recomiendan, generan ideas y lo vuelven un espacio dinámico donde encontrarnos.
Gracias a todos, gracias a Diego, que sigue colaborando conmigo desde lo técnico y vamos a levantar las copas, por muchos visitantes más!!

Besos enormes para todos!!!

TRIX

domingo, 20 de julio de 2008

El Bulli, por Ferrán Adriá

Breve video del cocinero más famoso y mediático de todos los tiempos, contando que es "El Bulli" y como se armó el proyecto del restaurant, que marcaría un antes y un después en la historia del negocio de la restauración.

jueves, 17 de julio de 2008

El salto de las ranas


Uno de los "trillizos" de la calle Rodriguez Peña, a simple vista, el menos concurrido, pero sin lugar a dudas, el más acogedor y tranquilo, con distancia entre las mesas que alienta la charla amena y una decoración mas cuidada, empezando por la araña toda revestida en choclos secos, los colores fuertes, los recuerdos very tipical... Tiene un entrepiso aun más acogedor y sereno que la planta baja.
El servicio si bien no es todo lo cálido que uno espera en este tipo de lugares, es eficiente, traen todo lo que uno pide, y reponen las salsitas, aunque no lo hacen de motu propio... digamos que la atención, solo es a requerimiento.
Bien ambientado, con sillas de paja bonitas y coloridas, vajilla correcta y unos preciosos porta salsitas hechos de hierro, muy pintorescos y amorosos, combinan con recipientes de cerámica blanca, lindas copas e individuales. Reciben con unos totpos caseros y salsita picosa, como para entrar en clima.
La comida mexicana, aunque aggiornada, siempre es picosa aunque en este sitio, el picante viene aparte. Para mi gusto, es ideal para hacer comida comunitaria, pues hay muchas cosas que se pueden compartir y convertir una cena en una degustación.
Pedimos la Gran botana $32 y la botanita $22, muy correctas para compartir entre 4, pues tienen un surtido entre las 2, de todos los platillos, y viene todo de a 4... quesadillas, tacos del pastor, flautas de pollo mini quesadillas fritas... todo una delicia, con las salsitas de crema ácida, guacamole, pico de gallo y la picante, un manjar, y muy divertido para tener un pantallazo general de la variedad. Luego pedimos las fajitas de pollo $57 , que son para 2, y traen 8 tortillas de trigo, polo en gruesos trozos con cebolla y morrón y frijoles refritos para agregarle. Rico, suave y digno de ver, cuando los otros enrollan mal y van perdiendo el relleno. Por último, pedimos la chuleta de puerco $31, 2 costillitas de chancho, perfectas, jugosas y bien cocidas, acompañadas de salsa roja y portos salteados, los porotos podrían haber estado mejor, casi pasados y medio tibios. El pan es malo... el cubierto sale $4. Y las gaseosas y aguas $6.
Para pasar un buen momento y acercarnos a otras culturas.

Mi puntaje: 7

Rodriguez peña 1169 (y Santa Fe) No es necesario reservar.

miércoles, 16 de julio de 2008

Comer afuera con chicos

Tarea ingrata si las hay, gatean entre las mesas, encuentran un socio con quien hacer carreritas, piden papas fritas en la mesa de al lado, riegan la bebida por el mantel, estallan el salero contra el piso, lloran, gritan, se quejan, quieren hielo cuando es agosto, se acuestan sobre la mesa y otras linduras. El mozo nos mira mal en cuanto entramos y nos pone cara de "ojalá no se sienten en mi plaza". Los vecinos de mesa piensan que mejor sería amordazar a los angelitos y mantenerlos lejos, muy lejos del lugar donde ellos decidieron pasar un buen momento, a veces piadosos, a veces con total cara de desaprobación, tienen derecho a mirarnos así... que hace ese niño en un vietnamita?
La comida es otro tema, pedirles un plato? En general es plata tirada, comen 2 bocados, le vuelcan la quesera completa y abandonan el plato. Darles de comer cordero a las finas hierbas no parece una buena opción. Entonces uno se sacrifica y pide una milanesa, o unos ñoquis a la crema o "algo" con papas fritas... una lástima! Porque uno fue a comer salmón en costra de sésamo y como una ironía del destino, ve pasar ese plato repetido hasta el infinito y con un aroma que parece el del maná. Mordisquearemos la amargura, junto al puré de calabaza... Otra vez será...
Visto desde el lado de ellos, el plan no puede ser peor, ir a estar sentados ,callados, aburridos durante 2 horas y en la mayoría de los casos a horarios inconvenientes, recuerdo las miles de cenas con mis padres como una tortura... por que no me dejaban con la abuela haciendo un programón de cocinar panqueques y ver dibujitos? Mis padres querían que aprendiera normas sociales y a comer de todo, y tenían esa extraña filosofía de los 70´... los chicos vienen con nosotros a todos lados! Por suerte, ahora se ven muchas menos familias a las 11 de la noche en un restaurant. A eso sumemosle mi condición de hija única... bodrio asegurado.
Las opciones, son 3:
a) Ir a restaurants de cadena, pedir la cajita, hacerlos felices un ratito, tragar la hamburguesa de plástico y resignarse, aun no tienen paladar gourmet.
b) No salir con ellos, pues los que nos rodean no tienen por que soportar a nuestros pequeños demonios arruinándoles la cena, cuando encima por los costos actuales, están pagando una fortuna para irse con dolor de cabeza.
c) Elegir sitios con maestra jardinera y pelotero o sitio de juegos, los niños estarán contenidos y en ocasiones hasta podremos verlos por circuito cerrado de televisión. La comida suele ser sencilla, porteña, sin grandes expectativas, y en su mayoría parrillas. Pero tienen menúes infantiles alrededor de $20 con plato, gaseosa y postre y nos aseguran un rato fuera de bebelandia. Suelen traerles la comida antes y en todo caso, no ponen mala cara y estamos rodeados de gente en la misma situación penosa que nosotros.

martes, 15 de julio de 2008

Guiso de lentejas


(para 4)

1/2 kg. de lentejas
1/2 kg. de carne
2 cebollas
1 morrón
3 cebollitas de verdeo
1 zanahoria
1 chorizo colorado
250 grs. de panceta
1 cuch. de extracto de tomate
orégano
ají molido
1 caldito de verduras
pimentón

Rehogar la cebolla picada, junto con el blanco de verdeo y el morrón. Agregar la panceta cortada en daditos, Cuando esté dorado, reservar. En la misma cacerola, rehogar la carne en daditos, reservar. Tirar el exceso de materia grasa. Volver al fuego, colocar todos los ingredientes rehogados, la zanahoria en daditos y agregar agua. Cuando empiece a hervir, poner el extracto de tomate y el caldito, bajar el fuego y dejar 20´. Agregar las lentejas y los condimentos y hervir hasta q se tiernicen las lentejas. Agregar por último, el verde de la cebolla de verdeo, el chorizo colorado y hervir 10´más.


jueves, 10 de julio de 2008

Kansas


Gigante, populoso fashion, es el Mc Donald´s de los chicos ricos... grupitos de adolescentes de alrededor de 15 años, pagan sin esfuerzo platos de $50. El espacio está muy cuidado, la cocina a la vista, sorprende por la coordinación del personal, y el poderosísimo sistema de extracción, que permite que en el ambiente, no haya una gota de humo. Consta de salón, barra (donde se puede fumar) y una terraza muy bonita, que en verano debe de ser el paraíso. No cierran nunca, abren a las 10 de la mañana y cierran a las 3. Lo malo, siempre, absolutamente siempre, tendrá que hacer cola, de aproximadamente una hora, he cambiado de estrategia, de franja horaria, de sistema, de todo... salvo embarazada de 8 meses, he esperado los religiosos 60 minutos... tienen previstoue un sistema de pagers, porque hay ejércitos de gente
esperando, dispersa, por acá y por allá, lo que obliga a uno a fijar la vista como una vaca y rezar, para que aparatito se vuelva colorado y vibrante y nos anuncie que estamos cerca de comer.
Una vez en la mesa, se presenta el camarero a cargo de la mesa, pero el sistema es extraño, y solo ellos lo entienden y a lo largo de la noche, pueden atenderlo hasta 4 personas, sin jamás equivocarse ni distraerse. Están impecablemente uniformados y son extraordinariamente atentos, son también un poco autómatas, pero en este contexto funciona. Jamás de los jamases no se respetará un punto de cocción, ni se harán los distraídos, el entrenamiento es absoluto.
La comida es deliciosa, al estilo americano pero de una calidad increíble, y nada grasosa, carnes excelentes, seguramente con trazabilidad, llegan cocidas a la llama, acompañadas en la mayoría de los casos por papas rellenas con ciboulette y panceta, queso cheddar y manteca (aunque son muy flexibles y se pueden cambiar las guarniciones sin problemas, hay puré de papas, papas fritas, cole slaw y cous cous) Pedimos un bife de chorizo (350 grs.) $48 espectacular, que se cortaba solo y las ribs con salsa barbacoa $51, los huesitos se sacan casi con la vista y tienen la astucia de traer un plato donde depositarlos, de postre, un key lime pie excepcional, con un gran copo de crema batida neutra $14. Vinos por copa $15 Fond de Cave, y un delicioso te helado $6,50. En la lista también, vinos premiums, vinos propios, pescados, y platos de pollo, además de algunas opciones de entrada y las maravillosas ensaladas, tan pero tan abundantes, que son obscenas.
No cobran cubierto, y el pan hay que pedirlo, entonces llega la mesa un bollito caliente con rulos de manteca, que está perfecto para este tipo de comidas. Cada plato principal, viene acompañado de un plato de ensalada ( la Caesar, la más popular de la casa) que en general lo traen antes que la comida. Los platos son para compartir ($5 adicionales) y los postres también, todo es contundente, rico, perfecto.
No aceptan reservas.

Mi puntaje: 8,5

Av. del Libertador 4625 4776-4100 y su mellizo de San Isidro, Av. Libertador 15089

lunes, 7 de julio de 2008

Cuando el maltrato, es parte del juego

Vamos a esos lugares, donde sabemos que seremos mal atendidos, total y sistemáticamente. Que nos tirarán con los platos, nos pondrán los ojos en blanco, o nos apurarán para elegir de la carta. Donde el mozo no sonríe, te trata mal o te dice simplemente "no le voy a traer queso, para que arruine la paella" (típico de España) Indignado, y con cara de "lo esperaría en la esquina... si Ud. valiera la pena".
Nos sometemos por placer, porque la comida es genial, o porque simplemente, es la mística del lugar, como en la mayoría de bodegones, o quizás porque les sobran los clientes y amamos su pizza, como en "El cuartito".
Lo irónico, o lo tranquilizador, es que el servicio es parejo, es malo y punto, no es amable, y casi a cara de perro, si pedís 2 veces hielo, te asesinan con la mirada, y obvio, ni se molestan en traértelo! Tienen cosas más importantes que hacer, como maltratar a los de la mesa de al lado!
Típico del barrio chino, el maltrato es uniforme, los platos llegan a destiempo, los manteles son de papel, los camareros viven histéricos, los gritos entre cocina y salón, son le ruido habitual, y todo pedido que vaya por fuera de lo básico, será repelido debidamente por el personal de salón.
Pero vamos... y seguimos frecuentando esos lugares, tienen su mística, tienen su magia. No es lo mismo que un restó fashion con un camarero en mal dia, porque esto es honesto, es parejo, es habitual, y en su transparencia, te dan la opción de ir o no... pero no te engañan.

sábado, 21 de junio de 2008

Pinkalola


Psicodélico, bien femenino hasta en el nombre, con los colores rosa y verde manzana como insignia, y muestras itinerantes de arte, encontramos este restaurant cuya especialidad son los sandwiches de diseño, y algunos platos sencillos de la carta, panes caseros, onda informal y mucha gente usando Wi-Fi.
La deco es bien relajada, onda lounge, con una enorme vidriera, que da a Costa Rica, sobre lo que fuera seguramente una fachada antigua del barrio de Palermo, los techos altos así lo indican. Los baños están en altos, la cocina semi a la vista, el mueble central del local es una barra enorme, con sillas altas que sugieren una visita rápida para comer algo rico y seguir viaje.
El servicio es atento, simple, efectivo. Sin grandes movimientos pero sin dejarnos desatendidos. La vajilla, TODA cachada, platos, bowls, etc. todos decorados con faltantes varios, evidentemente, no les preocupa, porque no es una pieza, sino el 90%. O el bachero es muy brusco o la tienen desde la inauguración, y es momento de renovarse, muchacho, con sandwiches a $23 debe de ser posible, no?
Pedimos el menú de mediodía (entradita, principal, postre, café y bebida a $25, muy pero muy buena relación precio-calidad). Constaba de una entrada de bruschettas capresse, con una vuelta de tuerca original, muy crujientes y a buena temperatura (también disponible la sopa del día). De principales: un sandwich de lomo, rúcula y cebollas gratinadas, que sale acompañado de papas campestres y un topping parecido a la salsa golf, pero más especiado y un wok de vegetales y lomo super crujiente, con el condimento justo y muy abundante. De postre, mini brownie con salsa de dulce de leche y café, de buena marca.

Mi puntaje : 7

www.pinkalola.com.ar

Costa Rica y Ravignani.

miércoles, 18 de junio de 2008

Matambre a la leche


(para 6)

1 matambre de 1,5 kg.
1 litro de leche entera
150 grs. de queso rallado
Laurel
Sal
Pimienta

Limpiar el matambre, sin quitarle la totalidad de la grasa y salpimentar. Disponer en una asadera (sin materia grasa) y volcar la leche, junto con la hojita de laurel, dejar reposar 2 horas. Poner a Horno 200º por 30´, luego agregar el queso rallado y dejar en el horno hasta que la leche se evapore por completo. Cortar y servir.
Como opcional, se pueden agregar 150 grs. de roquefort desgranado.
Acompañar con unos brocolis blanqueados 30´´ en agua hirviendo con mucha sal y cortada la cocción en agua helada. Saltearlos con ajo y aceite Lira.

miércoles, 11 de junio de 2008

Maracuyá

Originaria de Brasil, los aztecas ya la cultivaban y los indígenas elaboraban refrescos y bebidas. Nos llega esta fruta, obtenida de una planta tropical trepadora. Con muchas variedades, podemos identificar como de la familia a la granada. Las semillas son comenstibles, y se encuntran entre una pulpa gelatinosa y jugosa y de intenso sabor agridulce.
El agua es el principal componente de esta familia de frutas, además posee proteínas y lípidos por lo que su valor energético es muy bajo. Es de destacar la presencia de provitamina A, asi como y el grupo de las B. Tiene un alto contenido de fibras, que la hacen adecuada para dietas de extreñimiento.
También conocida como fruta de la pasión, no confundir con ardor romántico! Recibe este nombre porque los misioneros jesuitas que llegaron a América del Sur, creyeron identificar en la flor, símbolos de la pasión de Cristo.
La mejor temporada va de Octubre a Marzo, aunque la pulpa congelada se consigue todo el año, especialmente, en el barrio chino. Forma parte inportante de muchas cocinas, como la Taiwanesa y Tailandesa. Su corteza arrugada y poco vistosa nos indica que está en el punto exacto de consumo. A partir del arrugamiento de la cáscara, tiene poco tiempo de vida. No soporta bien el paso por el frío y se vuelve deshabrida.
Se puede comer en crudo, previamente enfriada y con una cucharita, pero lo más común es utilizar la pulpa en tragos, mousses, batidos, helados y sorbetes.

viernes, 6 de junio de 2008

Las uvas


Unos alegres versos y un hermoso poema, para el fin de semana.

Agustín de Foxá
¡ Al alba, moza,
que me voy a vendimiar!
Volveré lleno de sangre
lo mismo que un capitán,
Al alba, que está el racimo
ansioso de derramar
su dulce sangre; ¡a los carros
entre relincho y cantar!
Ya pisan niñas descalzas
la sangría del lugar,
ya por la orilla del río
se oye a las mulas trotar.


Uvas con queso, saben a besos; Uvas, queso y pan, saben a beso de sacristán; Uvas, sal y aire y serás rico como nadie; Uvas con queso y pan, no hay en el mundo mejor manjar; Cada cosa a su tiempo y uvas en habiendo; Comer uva y pagar racimos, muchas veces lo vino."

lunes, 2 de junio de 2008

Celebrar la vida

"Celebra la vida... celebra la vida..." no se de quién es este tema, pero ahora me viene a la cabeza, por algunas cosas tristes que pasaron el fin de semana. Seguramente hay muchas maneras de celebrar la vida... viajar, reir, querer, compartir. Este blog es de cocina y de comidas, y hacia allá voy con esta reflexión, pues no puedo salirme del tema, no es justo para quien me lee, para quienes me siguen y para los que no entenderían que tiene q ver, si no.
Celebrar la vida, para mi, y en la mirada de este blog, es poner el mejor mantel, las copas mas lindas, los platos del juego, poner música, encender la estufa, esperar amigos... cocinarles rico, si es lo que les gusta comer, mejor. Compartir, dar Amor, yo no conozco mejores maneras de mimar que a través de la comida, es mi medio, es mi moneda de intercambio, te quiero, te doy de comer, te recibo en mi casa, te agasajo. Abro un buen vino, lo compartimos y divagamos... no se me ocurre un plan mejor. Que los platos se vacíen, que me pidan bises... que traten de sonsacarme la receta...
Vengo de una familia donde todo transcurre y transcurrió y transcurrirá, en torno a la mesa, nada de teles encendidas a la hora de las comidas, mejor compartir, mirarse, encontrarse, contarse los sucesos del dia. Vamos creando identidad familiar, a través de los sabores, de los platos inventados, de los nuevos, de los clásicos, de los rescatados de antiguos libros de cocina. Mi hija siempre me pregunta: "lo hiciste con Amor, mamá?" y se lo come más contenta, y yo siento que la nutre más, que la alimenta... que le lleno el alma, para que el dia de mañana, me recuerde, a través de los sabores y olores de su infancia. Que sus recuerdos sean de mesas grandes y cubiertos lindos, de ceremonias en torno a la mesa, y al juntarse con las personas queridas.
Desde el pulpo a la gallega de mi abuelo Saladino, hasta las torres gigantes de panqueques de mi abuela Lola, los asados de papá, los agnolottis de mamá... celebraciones de todo tipo, agasajos, momentos con amigos, todo empieza alrededor de una mesa. Navidades, cumpleaños, cenas etnicas, wines testing... La comida predispone, crea climas, acerca. Es un gran código compartido, un lugar neutro, una fiesta.
Probablemente no hay que ser hiper cercano de una persona, para que su desaparición nos afecte, nos mueva y nos commueva. Por momentos, por fotos, por recuerdos, por la motorización de lo que a cada uno le pasa, y de como cada uno mira y se para ante la vida. Asi que propiciemos el encuentro, compartamos la mesa, compartamos las risas, hagamos anécdotas, recuerdos para más adelante. Celebremos la vida.

(Para juan, q se fue, y de alguna manera dejó huellas hasta en mi, y para Fede, q lo quiero y lo acompaño en este momento)

jueves, 29 de mayo de 2008

Sopa de calabaza y hongos


(para 4)

1 kilo de calabaza en cubos
1 caldito de verduras
100 cc de crema doble
2 cebollitas de verdeo
1 cucharada de manteca
6 u 8 champignones fileteados

Poner a hervir la calabaza con el caldito, hasta que el agua casi se evapore. En una sartén poner la manteca y dorar la cebolla de verdeo y los hongos. Procesar con el liquido restante y la crema el puré de calabazas. Rectificar la sazón, con sal y nuez moscada. Servir y poner un montoncito de la mezcla de cebolla y hongos por sobre la sopa y unas escamas de parmesano.

viernes, 23 de mayo de 2008

Library (Hotel Faena)



El hotel está en Puerto Madero Este y forma parte del Faena Universe, un concepto totalmente innovador, en cuanto a hotelería se refiere. Dirigido a "TODOS AQUELLOS QUE QUIERAN PASARLA BIEN" es diferente ( y se jacta de serlo) desde el mismo momento en que se traspone la entrada. Un largo pasillo llamado la catedral y nada de front desk, a lo sumo unos personajes que se materializan desde detrás de cortinados y amablemente atienden a la gente. Los baños son increíbles, mármol blanco, canillas de cuello de cisne... en otro lado serían kirtch en el Faena Universe, son super top.
El Library, es el bar del hotel (que posee 3 sitios gastronómicos más) que en verano funciona en concordancia con el Pool bar, extrañamente se puede fumar! y la idea es de varios livings íntimos en un lugar muy grande, con algunas mesas con sillones, todos diferentes, todos muy originales, cabezas de ciervos en las paredes, pero con collares de perlas.
El servicio, informal, no conoce del todo lo que ofrece (aunque la carta sea muy pero muy básica, sandwichs ($45 un club sandwich), tapas, ensaladas, bebidas y miércoles y jueves, sushi. Las servilletas son de papel (aunque usted no lo crea, siendo que el precio de un agua es $20). Eso si el suministro de almendras saladas y tostadas, se mantuvo durante toda la noche.
Pedimos sushi, de muy buena calidad, pero nada para morirse (aunque tenían piezas originales, como unas con relish de langostinos por arriba y otros con toping de palta y lima) $45 las 9 piezas o $120 el combinado de 36 piezas. La vajilla era simplona y redonda y los palitos, descartables. La salsa de soja viene en unos potecitos ínfimos y el refill se hacía esperar. Los tragos, no llegaron a temperatura de servicio y dado que salen alrededor de $60, es imperdonable. Rico es Very Red, con absolut citron y jarabe de arándanos, normal el Casino Royal...
Seguramente, la experiencia acá, pasa por otro lado, por visitar un mundo de fantasías donde Ceratti cuando se aburre en su casa, se deja caer y toca para los que están, donde Anita Alvarez de Toledo canta para el mismo público que en las fiestas de Punta del Este y donde empresarios gorditos y entrados en años, van con señoritas a las que les compran sombreros en la boutique, a $850.

Mi puntaje : 7,5

Martha Salotti 445. 4010-9000 Reservas IMPRESCINDIBLES.

lunes, 19 de mayo de 2008

Atención al mercado

Atención al mercado
Atención al mercado,
que es mi vida!
Cuidado con herir
A los pescados!
Ya a plena luz, entre las traiciones
de la red invisible del anzuelo
por mano de pescante pescador
fallecieron, creían
en la inmortalidad
y aquí los tienes
con escamas y vísceras, la plata con la sangre
en la balanza.

Cuidado con el queso!
No vino aquí sólo para venderse:
Vino a mostrar el don de su materia,
su inocencia compacta,
el espesor materno
de su geología.

Pero ríe el tomate a todo labio.
Se abunda, se desmaya la delicia
de su carne gozoza
y la luz vertical entra a puñales
en la desnuda prole tomatera,
mientras la palidez de las manzanas
compite con el río de la aurora
de donde sale el día a su galope,
a su guerra, a su amor, a sus cucharas.

Vino una vieja, un hombre pequeñito
una muchacha loca con un perro,
un mecánico de la refinería,
la textil Micaela, Juan Ramírez,
y con innumerables Rafaeles,
con Matías y Pedros y Matildes,
con Franciscos, Armandos y Rosarios,
Ramones, Belarminos,
con los brazos del mar y con las olas,
con la crepitación, con el estímulo
y con el hambre de Valparaíso
no quedaron repollos ni merluzas:
todo se fue, se lo llevó el gentío,
todo fue a boca descendido
como si un gran tonel se derramara
y cayó la garganta de la vida
a convertirse en sueño y movimiento.

Termino aquí, Mercado. Hasta mañana.
Me llevo esta lechuga.

Pablo Neruda.

domingo, 11 de mayo de 2008

Primavera Trujillana


Con estilo colonial, uno podría pasar por la puerta mil veces, antes de descubrirlo. Pequeño, simpático, soleado, un rinconcito de Perú a pasitos del barrio chino. Atendido por su dueña, cada detalle es cálido. Es en realidad, la cochera y el living de una casa, unidos y convertidos de comedor en pequeño y simpático restó. Muy pulcro, transmite tranquilidad, sabiendo que muchos platos de la carta se sirven crudos.
El servicio es amabílisimo, siempre la sonrisa, siempre la anticipación, sea para ofrecer picante, para reponer un cubierto, para alcanzar algo que se pidió, nunca llegamos a buscarlo con la mirada, porque se materializaba de la nada, al lado nuestro.
La carta es un paseo por la gastronomía típica peruana, con entradas, calientes, pescados, guisos, sopas y demases. Los fines de semana platos especiales y chicha morada... por favor! en la semana tambien!!! Pedimos, tequeños ($10 pequeños arrolladitos fritos rellenos con queso de cabra, acompañados con palta, de masa parecida a los wam-tam, sabrosos y crocantes) tiradito con crema de rocoto ($20, lenguado cortado como para sashimi, marinado con las especies típicas, cebolla y rocoto, y una crema de rocot por encima... increible! miramos para todos lados, y aprovechamos a mojar el pancito, irressitible y fresquisimo) . Como principales, fuimos por la Jalea mixta ($22, una fuente impecable de pescados fritos, rabas, langostinos turgentes y mejillones con gusto a agua cristalina, todo frito, con un grado de perfección, que se podría haber apoyado en un pañuelo banco, sin que se produjera la más mínima mancha. Acompañado de papas, tomates y limón) También un chupe de langostinos de un tamaño muy importante y con un sabor delicioso, en un cazuela muy generosa, con arroz ($25). El picante, a no perderselo, tiene semillitas de maracuyá, y un dejo fresco en boca que es un placer absoluto. La carta de postres, es la típica, con suspiro limeño, 3 leches y demases.
A la cuenta, la dueña se acerca a ver que tan buena fue la experiencia, le comentamos que buenisima, y se puso orgullosa, como buena cocinera de ley.

Mi puntaje: 8

Roosevelt y Montañeses. 4706-1218

sábado, 10 de mayo de 2008

Locro


(para 8)

1 kilo de maíz blanco
1,5 kilo de zapallo plomo
3 batatas
1 kilo de bondiola de cerdo
1 kilo de paleta de ternera
2 chorizos colorados
800 grs. de salchicha parrillera
400 grs. de panceta ahumada
2 calditos de verduras

1/2 kilo de cebolla de verdeo
1/2 litro de aceite neutro
3 cucharadas de pimentón
1 taza de caldo de cocción

Hervir la salchicha parrillera, escurrir, reservar. Poner la noche anterior, el maiz a remojar, a la mañana siguiente, descartar el agua y colocar en una cacerola grande de doble fondo, el maíz, 3 veces su peso en agua y el zapallo cortado en daditos, hervir durante 1 hora. Agregar las carnes cortadas en tiritas. Hervir otra hora. (siempre a fuego bajo) Agregar los chorizos colorados en fetas y la salchicha parrillera, cortada del mismo modo, junto con la panceta en tiritas. Hervir otra hora, o hasta que espese. Dejar reposar. Si se va a consumir en el momento, volver a hacer hervir, si no, distribuir en recipientes planos y anchos y enfriar, así se evita la fermentación del guiso.
Para la salsa, poner el aceite, en una ollita, cuando esté caliente agregar las partes blancas del verdeo, 3 minutos después, los verdes y el caldo, fuera del fuego, sal y el pimentón.

jueves, 8 de mayo de 2008

Terrazas del Virrey


En el hotel Intercontinental, hay un espacio descubierto, muy grande, lindero con los terrenos de la parroquia que si mal no recuerdo, se llama San Juan Bautista, estaba destruido, hasta que el hotel se puso en marcha y se convirtió en paseo público, muchos oficinistas, aprovechan este pulmoncito a pleno sol, a la hora del almuerzo. Emplazado en este solar, está el restaurant, que es como un gran jardín de invierno, precioso, vidriado, y lleno de plantas, con muebles simil jardín de hierro y almohadones naranjas.
El lugar es precioso, cómodo, cálido, con vistas al espacio abierto, tienen música ambiente, y los domingos en el brunch una cantante y un organista en vivo, que acarician los oidos con su arte, un placer extra, que ha desaparecido de muchos brunchs. Las mesas son cómodas y tienen unos pimenteros individuales, que funcionan con el mecanismo de las paliceras, que son geniales, por supuesto, naranjas. Lo malo fue, que a pesar de estar vació (solo 5 mesas) nos hicieron sentar en una mesa de 2, y hacer malabares con la hielera, la tablita de los panes, las copas, etc.etc.etc.
El servicio es correcto, diligente, amable, las copas nunca se vacían y no hay quec hacer señales de humo para que cualquier camarero acuda solícito a la mesa. Bien lookeados, bien entrenados, con sonrisa permanente, tienen muy claro, lo que es ir más allá en satisfacción al cliente.
La comida está dispuesta por estaciones, una más interesante que la otra... hay comida de medio oriental, hummus, kebabs calentitos, tabuleh... Hay una estación de ensaladas, con micromix, palmitos ,almendras, ensaladas ya hechas, y todo tipo de aderezos y toppings, todo tan fresco, que parece recién cosechado, al lado, fiambres, quesos, vitel thoné... delicias caseras por doquier. Una estación de comida oriental, con muy buen sushi, wamtams y empanaditas crujientes y recién hechas, más un cocinero dispuesto a realizar el salteado que se le pida, en el momento y con destreza. Hay una estación mariscos y pescados y delicioso salmón en todas sus formas. Otro de parrila, con vegetales grillados, y acompañamientos varios (unas mollejas al verdeo que sabían a gloria, reposaban en esta estación) cabe destacar, que los cortes de parrilla, se solicitan al camarero, quien los trae exactamente como uno los pidió; para elegir: ojo de bife, bife de chorizo, cordero, cochinillo, lomo. Estación de pastas? como no! también somos italianos! todo tipo de pastas rellenas, y miles de ingredientes para indicarle al cocinero, como las queremos. Por ultimo, postres, muchos, en porciones individuales, delicadamente presentados, junto con la estación de crepes, hechos en el momento.
De lo que probé : deliciosas ensaladas, brotes de cilantro, una ensalada de mariscos genial, muy buen sushi, cochinillo a punto, presentado en tablita de hierro y con unos cuchillos hechos a mano en tandil, que eran para quedar con la boca abierta. Salmón, salmón y salmón (ahumado en crudo, en caliente y gravlax) las mollejas que sabían a gloria, muy buena crême bruleé , rico café... Vinos los Alamos canilla libre, aunque otra vez, preferí acompañar las entradas con espumante. $140 por persona, que valen la pena.

Mi puntaje : 9,5

Moreno 809 4340-7200

El freezer sirve para...

Estaba en profundas reflexiones... porque hace mucho que no reflexionamos... Y bueno, se me ocurrió pensar, que pasaba cuando era chica, mamá hacía mucha más comida de la que debía, las montañas eran inconmensurables y... nos daba de comer TODOS los días lo mismo, TODO el tiempo, hasta que las sobras se acababan o con papá optábamos por tirar partes de noche, en excursiones en la oscuridad a la heladera.
Por que no retransformaba, ponía algo de cariño en la tarea, en lugar de limitarse a poner frascos (de vidrio, que recuerdo) de mayonesa, ketchup y mostaza sobre la mesa?
El manjar más exquisito, se convertía en algo parecido a comida de hospicio... y claro, nada de ziploc, ni de film, con suerte alguna vez tupper... si no, a ponerse tieso con el frío de la heladera, pollito lindo de granja traído por el tio del campo!!!
Yo ahora, tengo otra estrategia... todo cambia, todo se transforma canta Drexler... y que mejor que guardar ese locro en junio y sacarlo en agosto, renovado y con nuevos bríos? Ese ojo de bife de la parrilla, pasa a ser parte de un goulash de película, esa pechuga desabrida, relleno de empanada gallega, y así un largo etc. tener a mano comida cocida para empezar a cocinar, es bárbaro, nos ahorra tiempo y partimos de una base desde donde crear.
El freezer, también sirve para no volvernos locos cuando tenemos una reunión... q ue mejor que ir freezando lo ya hecho, cuando tenemos ganas e inspiración y no a las corridas, con ojeras descomunales y pareciendo fieras enjauladas? Así no se disfruta una reunión! Es mejor pensar el menú y planificar las compras con tiempo, e ir haciendo cositas, empanaditas y pizzetas, por ejemplo, deben ser balqueadas antes de freezarse. Quedan corcantes y se terminan de cocinar muy rápido y muy bien.
También es útil el freezer, para aprovechar las ofertas... o el stock, dados los tiempos de desabastecimiento que corren... los quesos duros, por ejemplo, aguantan muy bien el paso por Siberia.
Y que mejor que perder un día a principio de mes haciendo un par de kilos de milanesas, hamburguesas caseras, y demases, y freezandolas con separadores de freezer? ok! un día, vas a putear, pero el resto del mes, seguro serás feliz teniendo comida a mano, casera y sana y no teniendo que llamar al delivery! Estas cosas, van directo al horno, sin descongelarse, por lo que nos salvan de apuros...
Panes de todo tipo, budines, bizcochuelos, quedan espectaculares, como recién hechos, cuando salen del frío (mejor freezearlos tibios, para que conserven la humedad) y hasta el merengue italiano se conserva perfecto!! Así que no ha excusa, para hacer tortas caseras eh!
Todo lo engorroso es mejor hacerlo en cantidad, para no privarnos del placer de comer cosas ricas hechas en casa, aun cuando no tengamos ni tiempo ni ganas de cocinar.

martes, 6 de mayo de 2008

CheeseCake


A pedido de Lilith, he aquí la receta!!!

Para 8- 10 porciones.

Galletitas lincoln, 180 grs.
harina 20 grs.
manteca 60 grs.

Philadelphia cheese 900 grs.
azúcar 330 grs.
huevos, 4
crema, 250 cc.
jugo de 1 limón
vainilla, c/n.

Precalentar el horno a 160º . Procesar la manteca, la harina y las galletitas, tapizar la base de un molde de 26 cm. de diámetro, dar un golpe de horno.
Batir el queso crema con el azúcar, hasta disolver esta última. Incorporar los huevos de a uno, añadir la crema, el jugo de limón y la vainilla. Verter sobre las galletitas, hornear durante 2 horas, retirar, dejar enfriar y desmoldar.
Se recomienda cubrir con compota de frutos rojos, o gellé de frambuesa, o mermelada desleida en agua. Acompañar con frutas.

martes, 29 de abril de 2008

Agraz


La zona es elegante por demás, a espaldas del coqueto Patio Bullrich, se encuentra este hotel 5 estrellas, que está por tener su hermanito menor, sobre Carlos Pellegrini casi Corrientes.
Siguiendo la ronda de Brunchs, fuimos a Agraz, lugar donde ya habíamos estado, y teníamos excelentes recuerdos... música en vivo, ambiente lujoso, servicio impecable, comida premium y mucha variedad. Pero... pasaron 2 o 3 años... la música en vivo desapareció (eran un pianista y una señora que tocaba el arpa como los dioses) el ambiente sigue igual, pero el agua sin gas, te la sirven desde enormes jarras... de vidrio. El servicio... despistado, jovenzuelo, muchos mozos poca atención. La comida no es mala, pero ensalada de papas y vithel toné... no es exactamente premium, la variedad escasísima, el lomo de los rechauds pasado de cocción... una triste pata de cerdo horneada, cubierta con un papel de aluminio, era la "estrella" del brunch. Los postres muy buenos, la pastelería sigue a cargo felizmente de Beatriz Chomnalez... no así la cocina, que sufre la partida de Germán Martitegui. Muy buen gravlax a la naranja, panes normales... una sola botella de aceite y una sola de ... vinagre! Menoyo... en botella de vidrio para más datos. No había donde apoyarlos, por lo tanto enchastraban la mesa de exhibición de las ensaladas. Una desilusión...
Acompañan el brunch vinos Trumpeter y champagne a canilla libre. Precio por pax $140...

Mi puntaje: 6,5

Posadas 1232 4819-1129

Mil hojas de vegetales



(para 4)

1 berenjena
1 zanahoria
1 zapallito
1/2 calabaza
1 tomate redondo
1 morrón
2 cebollitas de verdeo picadas
200 grs. de queso máquina
queso rallado c/n
pan rallado c/n

Cortar con mandolina o cuchillo bien afilado laminitas casi transparentes de todos estos vegetales (menos el verdeo y el morrón, que van en tiritas). Luego grillar sobre plancha (la de los bifes es perfecta) de los 2 lados, con rocío vegetal, menos el tomate que se usa fresco. Una vez terminada la tarea, elegir una asadera de 20 cm. x 40 cm. y comenzar con la calabaza, acomodándola en el fondo, tratando de cubrir todo el fondo, intercalar tiritas de morrón, o verdeo y queso de máquina, en tiritas, colocar otro vegetal, morrón, queso, otro vegetal... etc. La última capa debe ser la de tomate, rociar con aceite de oliva, salpimentar, y colocar por encima, el pan y el queso rallado, 35´de horno moderado, hasta dorar. Puede acompañarse con un mix de vegetales, pues es muy contundente.

lunes, 28 de abril de 2008

Club Danés


Ubicado en el piso 12, tiene una vista soberbia sobre puerto Madero, los yatch y mas allá, hasta ver como los barcos cargueros entran haciendo muchas maniobras al puerto de Buenos Aires.
La decoración, sacando algunos posters y cuadritos, no es temática. Podría dar más de si misma. El mobiliario no es de gran calidad y urgentemente deberían cambiar el sistema de extracción de humo y olores, es terrible el olor en el salón, de las comidas de por sí grasosas, que se preparan.
El servicio, es un tanto apático, con sonrisas a lo "vaca boba", de todos modos, hacen un esfuerzo en explicar los platos del día, que vaya uno a saber por que, no pueden leerse de una carta impresa.
El menú del mediodía, sale $26, y consta de un plato principal, un agua y un café (oh Dios... no puedo creerlo! pero si... es de filtro) lo sirven con 2 minúsculas y exquisitas masitas, una de jengibre y otra de chocolate bien pero bien mantecosas. La panera es sencilla, pero los pancitos son ricos, acompañan con mantequita de cortesía.
Pedimos la opción de corvina con costra de semillas de sésamo y alcarabea (sabrosa la costa) con una inexistente salsa de crema de limón, con ensalada de lechuga, zanahoria choclo y algo más que no recuerdo, le faltaba aderezo a la ensalada. También pedimos un smor de arenque marinado con aros de cebolla, del tamaño de una galletita de salvado, con 4 pedacitos de arenque y 3 hilitos de cebolla, era más grande la hoja de lechuga que acompañaba ($14) sabroso.
Nada para destacar... salvo la maravillosa vista y la sensación de estar en un oasis al mediodía.

Mi puntaje : 6

Leandro N. Alem 1074 piso 12 4312-9266 (reservas imprescindibles, para estar en alguna de las únicas 3 mesas que están pegadas al ventanal)