jueves, 21 de agosto de 2008

Hermann


Paredes de madera oscura, ambiente un tanto demodé... unos pocos boxes con ingeniosos asientos rebatibles, como las viejas butacas de cine, percheros en la pared. Vitreaux de época y puertas por donde se entra como en una iglesia, por los laterales. Así ha sido este bodegón con especialidades alemanas en los últimos 50 años, y probablemente así siga siendo, por otros 50 años más. Declarado sitio de intereses cultural por la legislatura de la Ciudad de Buenos Años.
El servicio es paciente, conoce la carta a fondo, asesora sobre el tamaño de las porciones, y es paciente con los niños, ya que el ambiente del lugar es sumamente familiar, casi de entrecasa, de esos sitios donde se ven a 2 o 3 matrimonios compartiendo la mesa, mujeres de un lado, hombres del otro, tomando Carcassone o Valmont y comiendo los viejos clásicos. Nadie pide más que la honestidad de la comida.
Pedimos una Maryland ($23) grande la milanesa, deslucida la salsa, muy madura la banana, bien en su conjunto. Costillas a la Riojana ($21) ni muy muy ni tan tan, abundante y sabrosa, pero con un solo huevo frito y escasas papas (dicho sea de paso, cada vez más escasas las guarniciones de papas fritas EN TODOS LADOS) un bife de chorizo ($22,50) los he visto mejores, un poco delgado para el precio y el lugar, siendo qu viene sin guarnición y lo desproporcionado: ensalada de radicheta ($10) con huevo duro cobrado aparte ($2) También un par de chorizos alemanes con chucrut ($17,50) muy buenos los chorizos, muy ácido el chucrut.
Un bodegón más, que tiene la gracia de las comidas alemanas en la carta.

Mi puntaje : 7

Av. Santa Fe 3902 4832-1929

4 comentarios:

  1. Es un clasico de Palermo. Si retornas no dudes en pedir el Revuelto Gramajo que es de los mejores de BA. Igualmente prefiero el Nuevo Herman (no se confundan con el nombre porque es un establecimiento que funciona continuamente desde 1977) que queda a una cuadra (Armenia y Guemes) y es superior en la cocina siguiendo la misma linea de restaurant (Abundancia de recetas que son como sacadas de libro de Doña Petrona y presentadas en una carta que parece un libro, Valmont y Pont Leveque en las mesas y en exhibidos en estantes, mozos de mas de 25 años en la firma que uno llama por sus apellidos y clientes que empezaron a ir llevados por sus padres y hoy llevan a sus hijos o que eran jovenes en sus comienzos y hoy son ancianos). Es como un viaje en el tiempo y recomiendo abiertamente la Suprema Singapur (la mejor de Bs As sin dudas!!). Por ultimo una recomendacion que ya te he hecho en otras ocasiones para la misma esquina (Sta Fe y Armenia) es el Restaurant T BONE. Muy buena carne, lindo ambiente y 20 % del Club de Lectores La Nacion.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ..Apoyo lo que dijo el anterior.. prefiero en Nuevo Herman..
    A Herman lo conozco hace pufff!! años!! Y siempre me parecio muy so so, nada interesante que agregar solo el tema del pintorequismo...
    Personalmente creo que es un modelo de restaurant "casi familiar" con un toque europeo pero que va muriendo...

    ResponderEliminar
  3. Divino este lugar, solemos ir con la gente de FADU, vale la pena!
    Para platos más sofisticados, el Nuevo Hermann en Güemes esquina Armenia... a una cuadra!

    ResponderEliminar
  4. Bueno bueno! habrá q tomar nota del "nuevo" Hermann, ya q la palabra autorizada de un palermitano de pura cepa lo enuncia, gracias fefi, Sr_Rat_Bike y rose por los comentarios!!!

    besotes

    TRIXIE

    P.D. no me gusta el revuelto gramajo... será por la palabra "revuelto"?

    ResponderEliminar