sábado, 4 de octubre de 2008

Club Sueco


Desde siempre en los recomendados de Alicia Delgado, no es un dato menor. Nos aventuramos en microcentro al quinto piso de un edificio que de afuera no dice absolutamente nada, y que es el Consulado de Suecia en nuestro país. Cuando el ascensor abre sus puertas, es inusual la cantidad de luz que se percibe, al doblar levemente a la derecha, vemos el salón, super amplio, bañado de luz, con mesas grandes bien separadas entre si, música funcional, poca gente y de aspecto más que tranquilo. Lo que nos augura un almuerzo por demás plácido. La mantelería, parece estrenarse en el preciso instante en que uno llega, de tan impoluta, las camareras transmiten paz, todo está absolutamente en armonía.
EL menú de mediodía, a $35, incluye una bebida un principal y un postre o café (que se ofrecerá descafeinada, fuerte o medio y llegará a la mesa acompañado de unos cuadritos de budín muy sabrosos). Pedimos los 2 platos del día: tierna bondiola con cuadritos de zapallo y zócalo de papa, salpicado por hojas de rúcula baby y bife de chorizo (no nos preguntaron el punto de cocción... ERROR!) acompañado de una ensalada de hojas verdes muy crocantes y bastoncitos de remolacha y zanahoria. Para darnos el gusto nórdico, pedimos de entrada una degustación de lachas a $22 : un delicadísimo equilibrio de preparaciones en toda la gama de posibilidades, en ensaladita con manzana y remolacha, en almíbar, con salsa de eneldo... acompañado del pan de nuez y pasas, una maravilla. También ricas galletitas con semillitas de kümel. Las entradas rondan los $25, los principales los $35 y los postres los $20. Hay smort.
Una propuesta de mucha calidad y calidez.

Mi puntaje : 8

Tacuarí 147, quinto piso. Abren solo al mediodía salvo el segundo jueves de cada mes que organizan buffet nórdico por la noche.

2 comentarios:

  1. humm.. un lugar a descubrir.. No tenia idea de que siquiera existiera...
    Despues de probar el buffet de Ikea por aca.. seria bueno probar algo local...

    ResponderEliminar
  2. ADORÉ. Fui con TRIX y la verdad, el lugar es hermoso, una paaaaaaaaaaaaaaaaaaz, impecable, pulcro, luminoso, silencioso. habría que mejorar un poquito el servicio, había 2 o 3 camareras, realmente mucho por la cantidad de mesas y uno nos explica, como pueden pasar 20 minutos sin ver a nadie para pedirle la cuenta.
    La comida deliciosa, muy buena relación precio calidad. Los menú ejecutivos no son suecos, pero son muy recomendables. Lo que sí, no olviden indicar el punto de coccón de la carne porque no les será preguntado.
    La panera y las masitas insuperables.
    Para volver y volver...

    ResponderEliminar