miércoles, 11 de junio de 2008

Maracuyá

Originaria de Brasil, los aztecas ya la cultivaban y los indígenas elaboraban refrescos y bebidas. Nos llega esta fruta, obtenida de una planta tropical trepadora. Con muchas variedades, podemos identificar como de la familia a la granada. Las semillas son comenstibles, y se encuntran entre una pulpa gelatinosa y jugosa y de intenso sabor agridulce.
El agua es el principal componente de esta familia de frutas, además posee proteínas y lípidos por lo que su valor energético es muy bajo. Es de destacar la presencia de provitamina A, asi como y el grupo de las B. Tiene un alto contenido de fibras, que la hacen adecuada para dietas de extreñimiento.
También conocida como fruta de la pasión, no confundir con ardor romántico! Recibe este nombre porque los misioneros jesuitas que llegaron a América del Sur, creyeron identificar en la flor, símbolos de la pasión de Cristo.
La mejor temporada va de Octubre a Marzo, aunque la pulpa congelada se consigue todo el año, especialmente, en el barrio chino. Forma parte inportante de muchas cocinas, como la Taiwanesa y Tailandesa. Su corteza arrugada y poco vistosa nos indica que está en el punto exacto de consumo. A partir del arrugamiento de la cáscara, tiene poco tiempo de vida. No soporta bien el paso por el frío y se vuelve deshabrida.
Se puede comer en crudo, previamente enfriada y con una cucharita, pero lo más común es utilizar la pulpa en tragos, mousses, batidos, helados y sorbetes.

1 comentario:

  1. Hace poquito conocí esta fruta y me hice adicta a ella. Aprecio su toque en la comida peruana, tragos y perfumes. Realmente disfruto su aroma, y sus sabores encontrados. Me encanta!!!!!!

    Besos

    Reina

    ResponderEliminar