martes, 18 de noviembre de 2008

Me leva Brasil


De afuera, parece un bodegón de esos típico de Palermo, mezcla de bar de copas y minutas al paso. Entramos porque descubrimos el nombre, y ya tenía ciertas referencias en cuanto a la veracidad de su comida. No hay manteles, ni siquiera individuales, las servilletas son de papel, y la carta una triste hoja fotocopiada blanco y negro y plastificada. Una tele, proyecta programas de la tele brasileña, en un volumen que no es el deseable para una cena. La deco es como la de un chiringuito de la playa, la onda, no.
El servicio deja mucho pero mucho que desear... con decirles que fue el camarero quién no contestó el "buenas noches" creo que les digo todo. Camarero autóctono, eso si, lo cual le agrega "cierta" gracia al asunto... solo cierta, porque lejos de morochos simpaticones, tienen rubios mala onda.
Al fin, luego de no poder tomar el jugo de mango que habíamos pedido ("no hay") pedimos unas entraditas... y entendimos como este engendrito está abierto desde el 2002 : exquisitas croquetas de peixe ($12) que mejoraron mucho cuando traje la sal y el picante de otra mesa, que a pesar de estar fritas, estaban crocantes y untuosas y para nada pesadas. También pedimos empanadinhas de queijo ($12) muy parecidas al chipá y deliciosas. De principal, le elección fue genial : Moqueca de peixe ($46) una posta de pescado blanco, en su justa cocción, con leche de coco y salsa de verduritas, con unos aromas espectaculares y acompañado de arroz blanco.
Los precios son un poco altos, para tan poco servicio, para vajilla de fonda y bla, pero la comida vale la pena, dicen que la carta de tragos es muy buena. Altamente recomendable para ir en grupo y pedir las entradas, con cervezas nativas y dejarse llevar.

Mi puntaje: 7

Costa Rica 4488 4832-4290


3 comentarios:

  1. Yo fui con TRIIIIIIIIIIIIX. Típico tugurio en el que se come bien. Nada mas. El mozo no nos saludó. En cambio vino nos guiñó el ojo detrás de un exibidor una simpática barata le dicen los nativos.

    Menos mal que la alegría no es solo brasilera el humor lo pusimos nosotras, bizarrisima la escena del pedido de la sal y el picante a la mesa vecina, al mejor estilo de las películas de Olmedo y Porcel.

    La moqueca de peixe deliciosa, yo no daba ni 2 mangos por el lugar, pero el mozo venia con la cazuela y la platina con arroz y el aroma adjunto que levantaba a un muerto!!!

    Es Careli la mejor opción es pedir una entrada, o 2 coxinhas y compartir el plato principal.

    Asi y todo, volveremos por las caipirinhas de maracuyá que no vimos que había.

    ResponderEliminar
  2. Humm.. lugar agendado.. si puedo pasar y soportar la mala atencion porque la verdad que un mal servicio corta el hambre a cualquiera...
    Me encanta la comida brasilera!!

    ResponderEliminar
  3. Me encanta la comida brasileña, a mi también, pero me supera el mal servicio... sencillamente no lo aguanto. Carita de pesto, y me voy...
    :)
    Besos
    Reina

    ResponderEliminar