sábado, 22 de noviembre de 2008

El hábito hace al monje... y el paisaje a la comida

La gastronomía de cada región, tiene un por qué, elementos que se fueron entrelazando para dar como resultado los platos típicos. Ya sea lo que se produce en el lugar, lo que se almacenan, o las influencias de los pequeños grupos de personas que se afincaron en un sitio, trayendo sus tradiciones, sus gustos, sus estilos su sabiduría.
Es así, como podemos encontrar trazos árabes en las comidas de Santa Fe, incluyendo su archifamoso alfajor de muchas capas. Encontramos muchas comidas españolas en Mendoza, torta galesa en Chubut, comidas alsacianas en Córdoba, ensaimada en San Pedro.
También varia la manera de hacer las mismas comidas, a lo largo y ancho de la República... por caso, las empanadas, son tantas versiones como provincias... en Mendoza redonditas y con pasas, en Jujuy, al horno de barro y con trocitos de papa, asi, cada región, cada pueblo, incorpora las cosas que más lo caracteriza.
Ahora, sabrá igual un lomito de llama en un restó de Palermo, que en el centro de Purmamarca? Esa misma trucha en Puerto Madero y en el borde del Nahuel Huapi? Así, podría citar mil ejemplos de cosas que a pesar de que hoy por hoy, todo llega fresco y por avión a Buenos Aires definitivamente, no es lo mismo.
El paisaje, nos subyuga, nos sumerge, nos intimida, nos invade, y le da el marco a que disfrutemos el por qué de cada condimentos, de cada aroma. También, podríamos citar el amor y el orgullo con que sin lugar a dudas, un cocinero nativo, trata su materia prima, el respeto que le es impuesto, por lo que corre por sus venas... pura tradición.
Vale la pena hacer turismo vale la pena disfrutar y vale la pena, probar in situ.

3 comentarios:

  1. ..la mejor sopa de cangrejos es la que se come en el puerto, alli nomas, con el bicho aun fresquisimo...
    Adhiero al concepto.. nada mejor que el paisaje para mejorar el gusto de la comida...

    ResponderEliminar
  2. pssst, ni que hablar.

    Amo viajar y dejarme llevar por los sabores y aromas típicos. Aunque cuando me vaya del lugar nunca más pruebe lo que me fascinó durante días.
    ¡Qué cierto es esto de que el escenario ayuda a crear el efecto!

    Felicitaciones por este artículo. Muy acertado!

    Beso

    Reina

    ResponderEliminar
  3. Mi primer post "en la cocina" de Trix ... que no será el ultimo ...

    Que acertado este pensamiento "el paisaje nos subyuga, nos sumerge, nos intimida, nos invade, y le da el marco a q disfrutemos" ... cuanta verdad encierra ...

    La comida se trata principalmente de sabores, aromas, colores, contexturas, ... pero también pienso se trata de sentimientos, recuerdos, lugares ... que le dan un toque agregado, un condimento extra para el disfrute del plato ...

    Excelente reflexión!!!

    Cariños

    ZEQUI

    ResponderEliminar