viernes, 23 de noviembre de 2007

Lo que ya no deberíamos permitir...

He aquí una pequeña lista de cosas que ya, como comensales y clientes, no deberíamos seguir soportando de los empresarios del gremio gastronómico, porque nuestra plata vale y deberíamos elegir, la presión del consumidor, en ocasiones logra maravillas... o el cierre de algunos tugurios, que no cuidan la clientela.

1_Lugares ruidosos: salimos con dolor de cabeza, alterados y afónicos, tan solo de tratar de comunicarle al mozo lo que queremos comer o charlar con nuestro acompañante. Como todos suben la voz mas y mas, el caos es tal que terminamos mareados. Lo mismo pasa cuando la música de fondo es tan alta, que no podemos descifrar lo que nos dicen. Muchachos, a invertir en algún sistema acústico, POR FAVOR!
2_Lugares mal ventilados: nos encantan las rabas, los cornalitos, la panceta con huevos fritos y todas esas cosas que huelen rico... pero no por eso queremos llevarnos sus aromas para siempre con nosotros! Mala extracción, mala ventilación, otra cosa que produce dolores de cabeza. Francamente, no me gusta pensar que del restaurant me tengo que ir a la ducha :S
3_Lugares mal mantenidos: platos cachados, servilletas deshilachadas, paredes descascarándose, en fin! una especie de ruina pero sin onda. Si al dueño no le importo lo suficiente como para ponerme un plato decente, que calidad de materia prima usará, si encima no lo veo?
4_Baños deplorables: NO, NO Y NO! Es totalmente cierta la frase de si así está el baño, como estará la cocina. Es un maltrato no brindarnos un baño en condiciones, con papel, jabón y secamanos, es lo mínimo que nos merecemos a cambio de nuestro dinero. Basta de baños sofocantes arriba de los hornos en las pizzerias! Si no hay agua, el restaurant debería de estar cerrado. Si el local está abierto toda la noche, tiene que haber una persona asignada a la limpieza de los mismos.
5_Personal desprolijo: el mozo tiene la camisa dudosamente limpia, el moñito descolorido, el delantal manchado. El cocinero que se asoma, no tiene gorro, el delantal es un muestrario de todas las materias primas presentes en carta. El pelo y las uñas de la recepcionista? Ajjjj! Mejor dar la vuelta y buscar otro lugar, si el personal no es exigido a presentarse aseado, que se puede esperar por ej. del cumplimiento de las cadenas de frio?
6_Mesas demasiado juntas: un horror! como en un mercado comunitario, escuchamos las conversaciones de las mesas de al lado, y hasta podemos pedirles el salero, sin estirar las que la mano. Si a la privacidad en la experiencia de ir a comer, no a aquellos lugares que por poner algunas mesas, nos incomodan. El espacio no es elástico. (Ej. de esto, Plaza Mayor y Campo Dei Fiore, a las mesas de 2, solo las separa una mesita auxiliar de 20 cm. de ancho).

Bueno! por el momento, esto es todo! pero estaremos informando! ;)

4 comentarios:

  1. Mi experiencia en el rubro gastrónomico y la verdad he sido testigo de estos abusos y claro como el lugar esta de moda y hay que ir 2 veces por semana si no no existís, se bancan lo que sea.
    Lo curioso del caso es que en las encuestas muy pocos de los clientes son responsables de hacer las sugerencias para que se revierta la situacion. He visto cientos de encuestas diciendo que las comodidades del lugar son buenas cuando sientan a parejas en un ambiente destinado a grupos numerosos, y la pobre parejita que hace comen sin mediar palabra como se van a escuchar entre tanto griterio. Música electrónica a la hora de la cena, musica de los 80 lenta en horario de bar, un desproposito y aun asi siguen abiertos.
    Hay cosas que no deben tolerarse, si uno paga el servicio debe ser el mejor. Eso si la queja debe ser expuesta de manera inteligente y no a los gritos o enojándose con el camarero de turno, que nada tiene que ver con las decisiones empresariales de los dueños.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Muy de acuerdo con el comentario de anónimo, la verdad es q responsabilidd del comensal, pues es quien paga y permite q el negocio siga abierto, hacer saber q esa mesa en ese rincón no le gusta y demases. Y sobre todo, no tener miedo a levantarse y simplemente, IRSE!!!

    besos y gracias por el comentario

    ResponderEliminar
  3. TRIX presidente!!!

    Grandes verdades las que dice TRIX!!! Para variar, no podría estar más de acuerdo!
    En la industria de la hospitalidad, la higiene personal y la prolijidad son lo primero!!! Alguien se imagina un médico sucio con uñas mugrientas, despeinado, con barba y bigotes?!?! O alguien de esas características tocando la comida que vamos a comer?!?! Puaj!!!

    Ojalá hubiese un control más estricto de esas cosas... esto no debería pasar.

    Besos,

    amy

    ResponderEliminar
  4. amy, como yo, está acostumbrada a mirar con ojos más cróticos ese tipo de detalles, pues como Ursula tb, trabajmos en hoteleria-gastronomía.
    De todos modos, hay q agudizar el ojo!!!

    Besos

    ResponderEliminar