martes, 13 de noviembre de 2007

A las abuelas... Gracias!

Los que tienen mi edad, y más también, pertenecemos a generaciones, donde las abuelas cuidaban a los chicos, en casas grandes, donde a veces, convivían varias generaciones de una misma familia.
Los que tuvimos la suerte de gozar de las abuelas y abuelos, tenemos un bagage cultural en cuanto a comidas, que nos vienen transmitidas de generación en generación, recetas de familia, esas que hacen las madres de nuestras abuelas y aún las abuelas. Recetas de pueblo, de antaño, de Galicia, Asturias, Sicilia, Porto, Bonn....
En general se trata de recetas sencillas, sabrosas, recuerdos de infancia, de mesas largas, de risas, de encuentros familiares, donde la abuela orgullosa, ponía en el centro de la mesa su especialidad. En mi caso, eran panqueques, torrejas, empanada gallega, pastel de papa, tortillas... y siempre siempre, papas fritas con huevos fritos! También me hacía torresnos (tiritas de panceta pasadas por una sartén caliente, y después hecha sandwich! claro, del colesterol, las abuelas no se preocupaban! ) Pero en mi casa, cocinaba mi abuelo, un gallego maravilloso, que fue cocinero 40 años, tenía muñeca, no hay dudas! De su cocina salían pulpos que se cortaban con tijera, pucheros de chancho levantamuertos, bacalao, merluza frita fresquisíma, de la que siempre me guardaba los ojitos... Mondongo espeso... El abuelo hacía una comida muy sabrosa, y cuando se metía en la cocina, todos temblábamos, pero después era una fiesta! Nunca jamás volví a comer los churrascos como los hacía el abuelo, a pesar de que heredé su plancha de bifes, la magia del bife perfecto se fue con él.
Que a uno lo dejaran pararse en un banquito a mirar como se cocinaba era una aventura, que claro, los padres nunca dejaban. Era en el reino de los abuelos, donde a uno le ponían un delantal largo, y le arremangaban la remera, mientras ibamos probando todas las cosas que se iban a preparar. Mi abuela me dejaba dar vuelta los panqueques, y repulgar las empanadas... ensuciarme toda con harina y hacer tortitas con masa.
Todos deben de tener el recuerdo de unas pastas amasadas a mano, de una leicaj, de panes caseros, o de asados suculentos... Las comparten conmigo?

4 comentarios:

  1. Mi abuela hacía eso, delantal y a ayudarla, cosa que me encantaba. Otra cosa que hacia era poner una yema en un vaso, azucar y me hacia batir hasta que me cansara..un chorrito de oporto El Abuelo y seguir batiendo. Quedaba espectacular!!!

    ResponderEliminar
  2. Q lindos recuerdos!! Sin duda han ido moldeando lo q hoy somos, lo q hoy comemos, las cosas de las q hoy disfrutamos....

    Gracias querido anónimo, aunqe no conozca tu identidad!

    ResponderEliminar
  3. anonimo era yo que lo pario, me olvide de ponerme el nombre

    ResponderEliminar
  4. jajajaj estabasegura deq eras vos! porq es muy de tu generación lo del huevocrudo! Hoy nos rasgariamos las vestiduras por la salmonelosis! jajajaj

    gracias clemente por estar siempre presene con tus comentarios!!!

    besotes

    ResponderEliminar