jueves, 15 de noviembre de 2007

La panera

Cada vez más, objeto de deseo, de análisis, de alegría o desilusión... algunas q no están a la altura, otras q deleitan, aún por sobre la media del restaurant.
Si vamos a comer, generalmen tenemos, hambre o apetito o ganas de gozar al menos, por lo tanto lo primero q nos ofrecen, es algo a lo q le prestamos mucha atención. Casi siempre, esto es la panera, ya q se está perdiendo la costumbre de ofrecer un amouse bouche a los comensales (tema para otro post).
Si el pan en si es mediocre, arruinará el resultado final de la comida, si es riquisimo, le dedicaremos mucho espacio.
Ya nadie se conforma con una panera de mignones, con algunos pancitos negros, típico de los restaurant de antaño, en el mejor de los casos, unos grisines envasados de a 3. Por el precio del cubierto, queremos probar cosas distitnas, q nos deleiten. Sobre todo, porq en las casas sea por dieta o falta de tiempo, se está perdiendo la costumbre del pan fresco. A lo sumo, están los q ahora compraron esas máquinas inmensas y tiran todo adentro, a ver q sale... todos panes tipo molde, sin textura ni crocantez.
Paneras destacables: La Parolaccia/ La Bistecca, panes de pizza, carta de música, panes saborizdos, panes caseros de miga ancha y esponjosa. El Faro (Hotel Hilton) mucha variedad, panes rellenos, mini panes con semillas. Restó: los panes caseros, servidos en rodajas, cada uno distinto, increible el integral con damascos secos, hace un equilibrio perfecto con el tipo de comidas q ahí se sirven. Marini: panes de horno de barro, imposible sustraerse a estas delicias. Cumaná: ese pan de miga altisima, casi sin corteza, de color lechoso y q sirven tibio, siempre saladito, es un manjar. (esperamos las recomendaciones de los lectores, claro).
Hay paneras paupérrimas, con panes secos, ácidos, mediocres... como Central, Café San Juan, Cabernet, Siga la Vaca, la mayor parte de los bodegones...
Y hay restaurant con ausencia de panera, como Katmandú y casi todos los de comida asiática... Aunque incluyan platos de comida en sus cartas, no lo sirven a los clientes q no quieren comer étnico. Por un lado, contemplan q no quieran engullir pescado crudo, por otro, q se joroben por no arriegarse!
Es un punto cada vez más visible a la hora de ir a comer, porq siempre esperamos más y nos fueron aocstumbrando con sus mimos a sorprendernos desde esta centita de mimbre tan simpática!

2 comentarios:

  1. ahhh, el pan, divino vicio y pecado. no recomendado por medicos, y adorados por las masas, por su masa.
    Igualemte el pan es como una caja de sorpresas, en el peor de los lugares podes encontrar un pan sublime, y en el resto de moda te pueden dar el pan exotico que dara una ulcera por su mala calidad.

    ResponderEliminar
  2. muybuen comentario Meko!!! es verdad, siemrpe es una sopresa, pero q buena sospresa puede ser!!! ;)

    besos

    ResponderEliminar