domingo, 14 de octubre de 2007

Tipos de servicio

No les voy a hablar sobre el servicio, francés, o alemán, si los platos se bajan por derecha y se retiran por izquierda o sobre como se doblan las servilletas... no no! Lo que me ocupa en este momento es el tipo de servicio al que nos exponemos cuando vamos a comer afuera.
Tenemos los mozos "de toda la vida" que te sugieren que comer, memorizan 48 platos con diferentes guarniciones de memoria, les molesta que les pidas hielo. No se esfuerzan en ser particularmente amables, pero trabajan con eficiencia. Siempre saben lo que lleva un plato y se sienten autorizados a cambiar una guarnición sin preguntarle al chef.
Los mozos de barrio, que te saludan con un golpecito en la espalda, discuten con vos de fútbol, saben tu nombre, donde vivís y como aderezás la ensalada. Les molesta que les pidas hielo. Se sienten con derecho a "meterse en tu vida" y a sobarte la panza si estás embarazada, sos habitué del local... bancate la que venga! porque con la misma confianza, te van a contar de la operación a corazón abierto de su padre, mientras vos tratas de tragar la parrillada, dan consejos de crianza de los hijos y se les llenan los ojos de lágrimas mientras te cuentan los detalles de su divorcio y los cuernos de los que fueron objeto.
La nueva raza es el camarero palermitano, pelo en raros peinados nuevos, algún que otro piercing, delantales largos y memoria corta, incapaces de recordar " un café o un cortado" todo lo anotan en ese blogsito que sacan del bolsillo permanentemente, igual te traen un té y un capuccino, pero bueno, se les tiende a perdonar todo porque tienen mucha onda. Les molesta que les pidan hielo. No suelen tener ideas de la composición de los platos y vuelven a los 20 minutos desde la cocina, con los ingredientes anotados en el blogsito, obvio. Son aves de paso en el negocio de la gastronomía...Gracias a Dios!
Un placer, los camareros de hotel, sólidos conocimientos, mucha amabilidad, real afán de satisfacerte, sonrisa de oreja a oreja, peinados prolijos, ropa impecable, hacen uso tanto de la bandeja como de los platos, son profesionales y se les nota. Les molesta que les pidas hielo, pero lo disimulan muy bien, por supuesto! Pueden explicarte una receta de principio a fin, aun mejor que el chef. Te sugieren como pasar el tenedor a lo largo de la torre, para probar todos los sabores juntos, porque así fue ideado el plato.
Los camareros de evento, suelen ser estudiantes, aun de gastronomía, que van a trabajar como a una estudiantina, donde se encuentran cada una o dos semanas, charlan mientras fajinan las copas y se camuflan entre la multitud de invitados, pasando las bandejas. Los mas temperamentales, tratarán de abrirse paso hasta el rincón olvidado del salón, los mas indulgentes, se conformarán con bandejear lo más cerca posible de la cocina. La ventaja de trabajar en eventos, es que está todo pago, el cliente toma lo que le ofrecen y nunca o casi nunca hay quejas. Les molesta que les pidas hielo, y pueden demorar mucho en traertelo... quizás el resto de la fiesta.
Algo está claro, camareros, hay para todos los gustos, distantes, frios, simpáticos, confianzudos, paternalistas, sosos, encantadores, amables, de etiqueta, de paso, de casualidad, de oficio, de toda la vida, con entrenamiento riguroso, con onda o sin ella, todos hacen o debieran hacer mas cómoda nuestra estadía en un establecimiento y traernos hielo!!!

4 comentarios:

  1. Aro, aro aro… Primero me presento Mi nombre es Micaela, joven camarera de un resto (y bar de vinos) de algún lugar de la Argentina. Voy a dar mi punto de vista, aclaro que nunca estudié para ser camarera ni trabajé en eventos. Lo poco o mucho que sé me lo ha dado el ejercicio de la profesión.
    NO veo que encajé en ninguna de las categorías al 100%, primero que nada porque no me molesta que me pidan hielo!!! Jaja. Sería como una extraña mezcla de mozo de toda la vida (suelo sugerir platos, por lo de memorizar los 48 platos y cambiarlos sin consultarle al chef) con características de mozo de hotel en lo de la sonrisa de oreja a oreja y verdadero afán de satisfacer al cliente ( Se me ha visto por todo el restaurant preguntando cómo se llama el ruido que hacen los elefantes, o algo más sencillo como el resultado de un partido que no estemos televisando). Mis clientes lo tienen todo, o al menos casi todo, el tel de la rubia que les gustó nunca lo consigo…
    Como camarera soy bastante quisquillosa cuando voy a comer a otros restaurants miro todo absolutamente todo.
    Ahora Ustedes los clientes tienen que hacer un meaculpa, repito no me molesta que me pidan hielo pero si me molesta sobremanera, que me pidan un postre PARA compartir y me aclaren “trae 2 cucharas” es obviooooooooooooooooooooo, porque uno siempre tiene que pagar los platos rotos de los malos mozos que lo han atendido anteriormente???? Uno da un excelente servicio para qué? Para que al final lo insulten pidiéndole 2 cucharas!!!!
    También están aquellos clientes que se adelantan a todo y que no lo dejan reponer a uno las paneras, las piden de antemano, o el desubicado que te reclama su salmón cuando ven que uno viene con 4 platos y es obvio que el quinto no lo llevaste porque no sos un pulpo!!!
    Y las viejitas rompepelotas que se quejan de todo, todo todo… Y que por lo general no l dejan nada nada de propina. Bueno son mi especialidad.
    Otra característica del mozo palermitano es que el 90% te atiende mascando chicle, parecen rumiantes y es muy probable que te despieda con un “Suerte Negri”
    Podría escribir un libro, es más quizás lo haga.

    Este es mi descargo, por ahora…

    ResponderEliminar
  2. saludos desde chile..tedré en cuentas tus recomendaciones para visitar restaurantes en buenos aires...como decimos acá buenas picadas...saludos pancho

    ResponderEliminar
  3. Muy buena reseña. Aporto algo. Me molesta sobremanera los mozos que no te miran. Que hay que hacerles morisquetas o subirse a la mesa como los controladores aereos y con los brazos extendidos moverlos de un lado a otro para que te vean. Estén atentos! Queremos la cuenta e irnos! Otra cuestión: ganarse la propina, quiero dejar p a quien la merece y retacearla como castigo a quien no se esmeró. Una mas: como los artistas, al mozo no debería descubrírsele el humor que lleva (el show debe seguir aunque te duela la muela!!!). Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Chicos! me encanta el intercambio de experiencias y opiniones!
    Mica, seguramente sabès de q hablàs!
    Pancho: gracias por tus comentarios! Besotes para la familia.
    Juli: juas! muy gracioso lo de los controladores aèreos... seguramente no nos miran, porq no estamos a su altura!:.. digo porq estamos sentados! ;)
    Besotes

    ResponderEliminar