miércoles, 10 de octubre de 2007

El gusto de las cosas

Ayer hablábamos en forma tripartita por teléfono con un querido amigo y su madre, sobre el gusto de los tomates... o la falta del mismo. Los tomates fueron un comentario de toda la semana y nos bombardearon desde los noticieros aun diciéndonos cuanto salen en Euros y dólares y en Singapur y en el Congo Belga... pero, definitivamente lo que me lleva a escribir este comentario, es la falta de gusto de los tomates... entre otras cosas.
El pollo no sabe a pollo, pero, quién recuerda el verdadero sabor del pollo? cuando nos sirven un pollo de campo, no le sentimos acaso gusto fuerte, carne dura, el color muy oscuro? Los huevos caseros son fuertísimos, y lo peor de todo! suelen traer sorpresas en forma de proyectos de pollitos... puaj!
Les damos a los chicos pan con manteca, y lo rechazan, porque el sabor verdadero para ellos es el de la Manty... y para los mas viejitos el de la Dánica, que era para untar, era para untar...
La sal no sala, el azúcar no endulza... hasta los rockeros lo saben...
Las lechugas duras transgénicas a las que nos acostumbraron las cadenas de comida rápida, pintan bien, pero saben a nada, exactamente a nada...
La producción a gran escala nos va privando de los sabores tradicionales, o al menos aquellos que anhelamos como ciertos, porque de mi generación en adelante, quién comió cosas plantadas en casa? Quizás y solo digo quizás, los que tuvimos abuelos españoles o italianos, amantes de tener quinta.
También las normas de Higiene y seguridad, van haciendo que las cosas cambien de sabor, en nuestro propio beneficio de salud, pero perdiendo en el camino partes importantes del sabor. Muestra de esto, es que cuando la Unión Europea se puso en marcha, Francia puso como condición sin equa non, que la elaboración de sus quesos debía seguir rigiéndose por las normas centenarias propias de Francia, que incluye la elaboración de ciertos quesos con leche SIN PASTEURIZAR. Una locura? puede ser, pero es en nombre de la tradición y el sabor. Lo pusieron a la altura de no eliminar la ñ de los teclados... los españoles hicieron una defensa de su letra, diciendo que sin ñ no podían escribir ni España, ni niña, ni coño! Y quedó la letra y los jamones secados en grutas! Francia defendió la Ç y los quesos, y así lograron no perder parte de su identidad por el camino de las fusiones sociopolíticas.
Muchos sabores están en nuestra memoria, y muchos en nuestro imaginario... tan claros como si fueran ciertos, y buscamos y buscamos, repitiendo como una letanía "si, pero no es lo mismo, las manzanas antes tenían otro sabor" . Hay una escena en la simpática película Ratatouille donde el crítico de cocina prueba el primer bocado de dicho plato e inmediatamente se ve absorbido por su infancia... creo que en definitiva, esto es lo que buscamos, los sabores de cuando eramos chicos, y el sol brillaba mas fuerte, y el mundo era mas seguro y papá era un héroe y las frutas mas dulces y nosotros mas felices.

2 comentarios:

  1. Es verdad!!! El tomate no tiene gusto a nada un 90% de las veces!!! Las papas! Las manzanas! Bueno, lamentablemente la lista es interminable... pero mi padre (hasta hace poco) compraba todo lo que no era rubro almacén/limpieza en el mercado del progreso, en Flores. La calidad de todas las frutas y verduras era inigualable! (La carne y el pollo también.)
    Considero tener un paladar/olfato super afinado, no sé por qué, pero sé que lo tengo. Por eso no me gustan las especias. Si si, Trix, no me gustan las especias! Me gusta sentir el gusto de lo que estoy comiendo, no de las especias! Y no, para mi las especias no realzan el sabor de la comida, lo esconden! Así que cuando la materia prima no tiene gusto, mi comida se reduce a algo bastante triste.
    En fin, este es mi humilde aporte.

    Ahora, acerca del blog: está increíble! Es super informativo, interesante y agradable de leer. Sé que te apasiona el mundo de los sabores y eso se ve acá, a través de tu escritura! Es genial!

    Felicitaciones!
    Te dejo un beso grande!

    amy

    ResponderEliminar
  2. amy linda!n ote gustael merengue, ni el dulce de leche... y ahora tampoco las especias!!!!! Sos rara! ;)

    Besotes y gracias!!!

    ResponderEliminar