martes, 2 de octubre de 2007

Cuando los cocineros se convirtieron en estrellas?

Es una pregunta que me hago con frecuencia... fue con el advenimiento de los canales de cable especializados? fue desde la publicación extensa y masiva de libros con la foto de los autores en las tapas? Fue desde que los restaurants están en zonas cool y los chefs se pasean por los salones saludando a los clientes?
Lo cierto es que desde Doña Petrona para acá, todo aquel que cocina por televisión, da consejos en radio, o su cara es conocida por promocionar calditos, tiene un lugar en en el show businnes, nacional.. aunque a no creer que esto nos pertenece solo a nosotros! No no! es un fenómeno a nivel mundial, con caras conocidas como la de los santos... existe alguien en este mundo que no sepa quién es Ferrán Adriá? un hombre que fue tapa del TIMES!!! cuyo restaurant abre solo 6 meses al año y se considera el padre de la nueva gastronomía, etc. etc. etc...
Por alguna extraña razón, estos desembarcos a nivel masivo, fueron acercando mas y mas jóvenes a la gastronomía, llenan las escuelas, compran libros, se llaman a si mismos chefs, solo por haber estudiado 2 años... y después? las promesas de estrellato resultan vacuas... en una profesión muy pero muy sacrificada, con jornadas larguísimas de pies hinchadas, manos cortadas y ásperas, dolor de espalda y olores varios en el pelo... La gastronomía definitivamente no es fashion, aunque una ínfima porción de cocineros tengan sus 5 minutos de fama, hay que tener vocación, honda vocación para trabajar cuando los demás se divierten y dormir cuando los demás trabajan... olvidarse de dias festivos, domingos, cumpleaños, navidades... Por eso también es que el cálculo estadístico da como resultado que solo el 20% de los estudiantes de cocina logran insertarse en el sector al menos por 5 años.
De todos modos, hay una presencia notoria de profesionales de la gastronomía en todo tipo de eventos ... hace unos días Narda Lepes desfiló para Adidas... lejos están los tiempos donde los cocineros eran esos hombres rudos y gritones.. que dirigían las cocinas a los gritos... En la última feria del libro, la cola mas larga que vi para la firma de ejemplares... era la de la Hermana Bernarda!!!
Creo que la fascinación del público en general se centra en que esas personas que salen ahí, hacen algo ordinario, como cocinar, de una manera extraordinaria... por eso todo les queda tan lindo, no? Esa cosa de que todo parece tan fácil! Y también la necesidad de consumir... TODO.
TODO el tiempo consumimos, consumimos para mostrarnos, no solo por el placer de consumir, lo mejor de ir a comer a X restaurant, será seguramente para algunos contarles a sus amigos que fueron al restaurant de tal o cual famoso cocinero, que lo llamaron a la mesa, que el tipo es simpático... bla bla bla. Hoy los chefs, y los restaurants y los libros de cocina, son bienes de consumo, antes no se exhibía el libro, porque era el equivalente a confesar que uno no era el autor de la receta... Hoy se compra para ponerlo en un lugar destacado, aunque pocas veces se abra...
Y acá estamos, llenos de cocineros q sonríen para la cámara y muchos miles mas, que hacen su trabajo con honestidad, con amor, con pasión... y con la satisfacción del deber cumplido!

2 comentarios:

  1. Me parece que el tema es que todos tenemos una cocina y todos comemos. Así vemos la tele y copiamos. Y tenemos casi todo a mano (salvo esos programas que hacen corazon de pato con salsa de juanete de sapo). Por eso cualquier gil mira la tele, corta dos papas, les tira oliva y pimentón y se cree Arguiñano. No sería lo mismo un prg que enseñe la colocación de membranas asfálticas...

    ResponderEliminar
  2. Gracias Juli por tucomentario!

    Yo creo q el "idolismo" q llegaron a tener tiene multiples factores, pero lo q decìs de lso giles cortandoa papas, me resulta muy pero muy gracioso!!!
    Pero ojo, colocar membranas ,tambien tiene lo suyo! ;)
    besos

    ResponderEliminar