domingo, 3 de febrero de 2008

Viejo Indecente


En una preciosa esquina de Palermo, se haya esta casa reciclada con sabiduría y decorada de un modo muy particular, con colores encendidos, grandes ventanales, pinturas eróticas mesas elegantes, lindas copas y cubiertos; además de una elección excelente de música de fondo, exquisita, que acompaña sin atronar. Hasta acá, todo bien.
El servicio es histriónico (con comentarios como "fantástica elección!" , "oh, si! con colchón de verdes y vinagreta!", "hummm! la bondiola es estupenda!") pero no hace mal su trabajo. De hecho son muy atentos, a pesar de que uno se ve desconcertado por tantas exclamaciones.
Pido, un plato de bondiola de cordero, el camarero me felicita entusiasta por mi elección... pero me dice que "lo están preparando" y no puede ofrecérmelo (10 de la noche...) pido uno spinchos de cordero a la provenzal... "están buenisimos" pero no nos queda. Ok! Finalmente, de una carta inusitadamente corta, donde se repiten los ingredientes hasta el hartazgo (3 platos contienen queso camenbert, 4 hojas frescas, que solo se representan con rúcula, 4 platos son de pollo...) elegimos: pechuga de pollo rellena $32 (exigua, seca y sin relleno), pollo con salsa de champignones con papas noisette $26 (las papas eran las mc cain congeladas, esas bolitas de puré inmundas... ) , el plato del día: bife de chorizo (duro) con reducción de Jack Daniels y papas rústicas (digno, nunca supimos le precio, pues no lo cobraron) y yo elegí 2 entradas, pues el camarero me advirtió del reducido tamaño: mollejitas con cebolla caramelizada $22(super agrias, de caramelizado, nada y las mollejas eran mínimos pedazos de grasa recocida) y camenbert al horno con hojas verdes... que resultó ser un plato con tostadas enormes, y algo de queso por encima $16. Un fiasco. Los vinos están remarcados hasta el abuso, pidiendo por un Norton clásico $29.
Los baños son como de un modesto restó campestre, sin papel, ni jabón, totalmente inapropiados para el estilo del lugar.
Realmente, no lo recomiendo, es más! subo este post, para que nadie caiga en la "tentación!"
Indecentes son los precios, la calidad, la propuesta.

Mi puntaje: 4

Thames 1905.


7 comentarios:

  1. Totalmente cierto. Y no olvidemos la iluminación escasa. El plasma apagado. Y la rotación de mozos. Nos atendieron tres. Yo no sé si era porque les daba vergüenza!. Igual esto prueba una verdad absoluta: los encuentros los hacen las personas, yo lo pasé bárbaro porque estaba entre amigos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el comentario!!! y si! yo también la pasé bárbaro, perovalen los comentarios q agregaste!

    beos

    ResponderEliminar
  3. ya con las papitas Mc cain la cagaron. No pienso ir

    ResponderEliminar
  4. solo coneso????? jajajaja y todo lo demás????

    besotes ;)

    ResponderEliminar
  5. la cagaron con todo, pero lo de las papitas me dejó pasmado.

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJAJAJ encima, en un plato de $32... acaso se olvidan de l oq vale ganar la plata o es q solo trabjan con incautos extranjeros???

    besote

    ResponderEliminar