domingo, 3 de febrero de 2008

Ambiente wok



Pequeñísimo, diminuto, simpaticón, y con la cocina a la vista,... así debe ser, pues este local, centra el 80% de su actividad, en el delivery, que según cuentan, llega siempre caliente, bien embalado y a tiempo, mérito poco común en los deliverys porteños. Estratégicamente ubicado en la zona de las productoras y empresas del límite entre Chacarita y Palermo es entendible y celebrable que el esfuerzo esté puesto en las entregas a domicilio.
Perteneciente a un grupo de cocineros que enseñan a cocinar en el IAG, (Pablo Ferrari, Pablo André, Hernán Dominguez y Santiago Giorgini) tienen pasión y detalles de calidad por donde se mire. La cocina, dentro de las dimensiones del local es amplia, cómoda y luminosa, las mesas altas confortables, la decoración justa, Los baños, pequeños y bien equipados. El servicio es el clásico palermitano, pero nos repusieron el hielo sin que tuvieramos que pedirlo, todo un mérito.
La carta es coherente, hacen "cocina urbana contemporánea" hay sandwiches gourmet, ensaladas, platos al wok y tentadores postres, quizás lo que desentona minimamente es la propuesta de entradas, con papas bravas y aros de cebolla. Se destacan entre las bebidas, la limonada de jengibre y la infusión de frutos rojos, 2 delicias que en verano son un elixir del cielo! La única bodega que trabajan, es Zuccardi.
Pedimos los aros de cebolla $7, muy ricos, pero la mayonesita que acompaña, es de muy baja calidad y no les aporta nada, quizás estarían mejor con un dip de queso azul. La ensalada tibia de pollo $15, es suculenta, perfecta, y muy bien servida con unas tostaditas, los bocaditos de pollo (especie de croquetitas rellenas de queso muy bien sazonadas) eran deliciosos. Luego probamos el pollo agridulce $19 que me desilusionó un poquitín, pues se parecía mas a todos los demás salteados que a un auténtico pollo agridulce, pegajoso y embriagador, de todos modos, la porción era generosa, y venia con arroz tazmin.
Para ir, sentarse en la vereda, tomar litros de limonada y disfrutar con amigos.

Mi puntaje 7,5

Bonpland 899, esquina Rodriguez de Velazco.

6 comentarios:

  1. La limonada es una de las mejores que he probado.

    ResponderEliminar
  2. Coincido plenamente mariam! sobr todo, q es poco probable encontrarla en las cartas. La infusión de frutos rojos es excelente, y tb l oes el té hado de Kansas! Ah! y no dejen de probar el té de zapallo de Dragón porteño!!

    Beso

    ResponderEliminar
  3. Hola, queria comentarte que voy a comer al Fujisan que queda en Mendoza entre arribeños y montañeses, el lugar es muy lindo, te paso la data para que puedas visitarlo y me comentes tu puntaje. Para mi es para un 7. Saludos, Guillermo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias guillermo por tu aporte! lo voy a tener en cuenta asi lo publico!

    un beso

    ResponderEliminar
  5. Coincido con la opinión del té de zapallo, alguien sabe cómo lo hacen? no consigo la receta. Una vez preguntamos y dijeron que no le ponen azúcar pero es tan dulce que dudamos...

    ResponderEliminar
  6. Muero también por saber cómo se hace el té de zapallo. Pronta receta por favor

    ResponderEliminar