martes, 15 de enero de 2008

Emmana


Pequeñísimo restó de 35 cubiertos, en una esquinita tradicional de Palermo, despliega una creativa y clásica carta de comida 100% mediterránea. El hecho de que sea pequeño, pone el acento en la calidad de los platos que salen la cocina, todos cuidados, nada salido como de fábrica, con detalles que se agradecen. La carta tiene simpáticos nombres para los platos, como del Mar Tirreno, Alejandro Magno y otros conquistadores de la zona.
Chef al mando Mariano Morales Carrión. Quién ideó un menú donde se lucen los pescados, en diferentes presentaciones, desde los guisados hasta la muy interesante parrillada surtida (para 2). La degustación de entradas, incluye también varios pequeños platos, donde están presentes los frutos del mar. Hay rollitos de berenjena y pan de puerros y queso azul, con verdes. Hay rabas, y como plato del día, pejerreyes.
La decoración es despojada y sencilla, con exibición de obras de arte, y un gran gran ventanal de paño fijo ubicado en la esquina, desde donde ver y ser visto. La vajilla correcta. La atención, que yo supuse terrible cuando vi la onda informal de la mesera, me sorprendió gratamente, pues estuvieron pendientes de todos los detalles. Podrían mejorar un poco lo incómodo de las sillas, agregando unos almohadoncitos.
La comida muy buena, sabrosisísima, en el punto justo siempre, las porciones son generosas, y todo es rico rico. La relación precio calidad, inmejorable, recordar que hablamos de Palermo, con todo lo que eso implica.
Pedimos, carpaccio de atún rojo, que sale acompañado de queso blanco con ciboulette, muy fresco ($8) hongos rellenos con queso y salsa de azafrán ($8). Los principales fueron cordero deshuesado y relleno con queso y compresión de papas al tomillo y queso feta, con salsa de vino ($32) y un espléndido y jugoso atún blanco a la parrilla con una salsita de anís y cardamomo exquisita y un budín tricolor tan tierno y sutil que resultaba celestial. De postre, baklavá con helado de americana, una combinación muy acertada ($11). Más 2 aguas y un Séptima rosé, $110-

Mi puntaje: 9

Emilio Ravignani 1605. (se recomienda reservar, es pequeñísimo) 4771-4664

4 comentarios:

  1. TRIX
    Me encantan tus comentarios. ME parecen tan acertados, y precisos!
    Te seguire leyendo.
    Un cariño

    ResponderEliminar
  2. Gracias!!! no se si tengo el gustode conocerte, pero me da gusto pensar q me sigas leyendo y comentando las notas.

    cariños

    TRIX

    ResponderEliminar
  3. Hace un par de años fui una noche a este Restaurant. La ventana de la esquina no existia. Pasamos un muy lindo momento.Lo que recuerdo no caro para Palermo. Lo habia olvidado. A partir de tu comment volvere...

    ResponderEliminar
  4. Te lo recomiendo calurosamente, buenos precios, buena atención, comida muy rica... cierra por todos lados, y si, es cierto! no hay q perder de vista q es Palermo, con todo l oq eso implica!!!

    Besotes

    ResponderEliminar