sábado, 12 de marzo de 2011

Alé Alé


De los creadores de Don Battaglia, La Soleada, Los chanchitos y demases y calcado de los demás, desde el barril de maní hasta el ruido molestísimo sin ahorrarnos las mesas apiladas: Alé Alé es honesto en lo q uno se va a encontrar. Es una parrilla grande, de porciones generosas, con animadoras para los chicos, mesas numerosas y salad bar correcto. El servicio es atento a los detalles y las necesidades, con mozos de oficio competentes y capaces de hacer malabares con montones de pantagruélicos platos aunq tengan q subir escaleras cargados. El vestuario es demodé (creo recordar salvajes combinaciones de bordó y amarillo pero quizás (ojalá) me equivoque. El pan de pizza del principio, convence y mucho. A estos sitios, se va a comer. Todo es grande, chorreante, abundante, generoso, goloso y a veces, exagerado. Los precios son altos pero todo es para compartir lo cual acomoda el bolsillo aunq el resultado final no sea tan económico. Ideal para quienes aprecian los ingredientes apilados e innumerables (y tambien para los q gustan de las carnes, justo es decir q muchos cortes enteros como la colita de cuadril, salen muy bien). Yo pedí mollejas (gomosas y un tantín quemadas) a $57 la media porción. Vi pasar una milanesa enorme compartida entre 3 con rúcula y parmesano, unos ñoquis verdes tentadores. Un plato de lomo salseado a $79 y un matambrito de cerdo a $59. Lo llamativo del caso (lo engañador, diría yo) es el salad bar incluído en el cubierto (q ronda los $20) donde se pueden encontrar vegetales crudos y cocidos, legumbres y algunitas especialidades (aunq supo tener tiempos de gloria, con ensaladas con champignones o queso... desaparecidos hoy en día). En cuanto a los postres: son compartibles comodamente entre 3, rondan los $35 y no se les ocurra pedir el brownie!! exceso de harina y falta de chocolate... un pecado. El resultado final, sin vino y compartiendo todo todo es de alrededor de $80 por persona. Hay opciones mejores por ese precio, lo juro!

Mi puntaje: 6;5


Angel Gallardo y Jufré

2 comentarios:

  1. Lo de compartir platos es una desgracia, si voy a un restaurant es en parte para que cada uno pida lo que quiera, ya en casa comemos todos lo mismo, no quiero negociar el plato a elegir con mi esposa!

    ResponderEliminar
  2. Gracias Guiller por el comentario!! estoy totalmente de acuerdo.. qnecesidad de consensuar si ñoquis o pechuguitas con el consiguiente mal humor del perdedor de la puja???
    Ni hablar si pediste pastas y pagaste el excesivisimo cubierto y no te embuchás de ensaladas...

    En fin!! algo tienen q tener q hay tantos locales de esta cadena con rozagante salud!!

    saludos!

    ResponderEliminar