domingo, 30 de septiembre de 2007

Comer solo

Muchas veces me pregunté porque la gente toma tan mal el hecho de ir a comer solo, llevan un libro, llevan el diario, llevan la palm, la notebook o cualquier otro elemento detrás del cual se puedan ocultar, comen con el plato de costado, como una necesidad, y renunciando al placer.
Te sentás y el mozo te pregunta, espera a alguien? es embarazoso decir que no, que uno solo quiero una fiesta unipersonal y privada, una cita con uno mismo y ese excelente plato que vimos en el menú pegado en la vidriera... o en la pizarrita escrito a mano, queremos disfrutarlo sin interrupciones, sin parar para hablar y mirar a los ojos a un compañero ocasional, sin dejar que nadie meta el tenedor en nuestro plato elegido, para ver "que tal está".
Se me antoja una fiesta para los sentidos, el ir solo, cumplir toda la ceremonia, dedicarse a saborear cada bocado solo con nuestra comida, ahí y en ese momento, como una ocasional premiación para los sentidos, un mimo, un capricho... cuantos restós queremos conocer y no encontramos con quién? puede que sea porque son caros, alejados, de comida exótica... por miles de motivos, muchas veces nuestras elecciones no motivan a los demás a acompañarnos... nos vamos a quedar sin conocerlos por no tener un gozador de turno dispuesto a ser de la partida?
Después están esas malas elecciones, que se hacen, para que la mesa sea para dos, almuerzos imposibles, con gente que no nos interesa, que no nos atrae, que monopolizan la atención, la conversación y la panera... Otra compañía repelente? Esos que siempre están desconformes, maltratan a los camareros, se quejan desde el doblado de las servilletas hasta de la vela de las mesas... una tortura, salimos de comer, mas que con satisfacción, con un nudo en el estómago...
Entonces, después de ponderar todos estos puntos, me voy a empezar a regalar almuerzos tan solo con mi compañìa, disfrutando de cada plato y mirando a mi alrededor.. a ver como se aburren los demás! ;) Después les cuento, que tal me fue en la extraña categoría de singles que comen y disfrutan y no mueren en el intento!

8 comentarios:

  1. Me encantó la idea. Yo soy de los que temen comer solo. Siempre me llevo algo para leer. Y siento que me miran mal. Como con lástima. Y nada. Es un regalo para uno. Como una caminata. Como un viaje. Me acuerdo de una peli en la que Peretti va a sacar una entrada al cine y termina peleandose con el vendedor por que le dice que sí, que va a ir solo al cine. Vivimos en un mundo regido por el "mejor acompañado aunque mal, que solo". Y la soledad muchas veces es creativa, consoladora y necesaria. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Hya q animarse, porq el grado de concentraciòn y deleite es mucho mayor... y sobre todo, mirarcon orgullo a los q nos miran con làstima, y no entienden de q se pierden!!!!

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Y acá viene lo que yo quería postear ayer... Sobre comer solo, es algo que a Mí me toco vivir de los 2 lados, muchas veces como espectadora ( es decir atendiendo gente que va a comer de a UNO o consigo mismo o whatever ) y yendo a comer sola porque a veces mis horarios son un tanto complicados y es díficil coordinar, y tampoco por no ir acompañado uno va a privarse de un mimo a los sentidos. Me parece fantástico él ir solo, uno va mira la carta sin que nadie lo apure, vuelve loco al mozo preguntandole todos los platos y nadie le pone cara de "te estás desubicando, dejá de atocigar al pobre" y fundamental nadie mete la cuchara en el postre, aunque la mayoría de las veces suele ser más rico que alguién te haga avioncito en fin...

    Felicitaciones por el blog TRIX

    PD: puedo pedir???? comida árabe ( eso sin contar el mangaso anterior)

    ResponderEliminar
  4. Urs: me encanta q me hagan pedidos! asi q agendo visitar un àrabe para pasar data, pero tengo entendido q el mejor por precio ycalidad y variedad y autenticidad es Sarkis, es el limite entre Palermo y Villa Crespo.

    Muy bueno tu comentario, està bueno saber q la gente se animaa comer sola y lo disfruta!

    Besos

    ResponderEliminar
  5. me da cosa ir a comer solo. uno se sienta y entre cada bocado no tiene que hacer, o donde mirar.. y empieza a observar a los demas tratando de averiguar que traman. entonces ahi uno se da cuenta que lo estan mirando como si uno fuera un loco.
    generalmente las personas llevan un libro o la notbook o la playboy, no por la comida, sino por el tiempo que hay entre bocados, ese tiempo es el que usaria para mirar a la persona que esta en frente de uno y hacer de cuenta que la esta escuchando. ja.
    no se, me siento incomodo llendo a comer solo, la obligacion de mirar el plato, o la pared, o la mala decoracion del restorante con cuadritos chiquitos sin sentido con la estetica del lugar.

    bueno, eso es todo..

    me tengo que ir a comer, solo..

    ResponderEliminar
  6. jajajaj gracias 19 por tucomentario....!! i querés vamos a coemr juntos! ;)

    besos

    TRIX

    ResponderEliminar
  7. Yo soy la del librooooo!!!!

    No me gusta ir a comer sola! diecinueve dio una muy buena descripción de los motivos.
    Me parece super interesante que le hayas dedicado un espacio al tema porque lo re merece. Es una de esas pequeñas cosas de la vida cotidiana que pasan pero que uno nunca se detiene a conversar con nadie.

    Besos! Y que el blog siga teniendo el éxito que se merece!

    ResponderEliminar
  8. Gracias amy!!! yo creo q hay q aventurarse a tomarlo como una experncia diferente, observar, concentrase en la comida... perobueno, no a todos les tiene q gustar!!!!

    besos

    ResponderEliminar