jueves, 4 de agosto de 2011

Las Cuartetas

Hace muuuuchos años, mi mamá me llevaba al cine o al teatro y dependiendo la altura de Corrientes a la que nos encontrábamos ibamos a La Americana o a Las Cuartetas, cuando la cosa venía de pizza. 
Peeeeeero... (y con esto me voy a ganar enemigos, lo sé) nada queda de aquellas viejas glorias, de esa pizza chorreando muzzarela, de la magia de las mesitas de mármol y los postres Imperiales en las vidireras. Hoy todo se reduce a pizza recalentada, mugre, plantas de plástico y luces deprimentes.

Con las porciones alrededor de $8 y las empanadas a $7,5 (sisi... si fueran de lomo y no maracas pálidas justificarían el precio) lo peor que tiene, es la atención, de la cual solo se puede "gozar" en el segundo y tercer salón. No está claro quien atiende cada mesa, porque todos los mozos miran para otro lado y se hacen los sordos. Ni hablar de los baños. No podría darles más detalles salvo la sordidez q todo lo envuelve, porque me levanté y me fui sin dejar q tanta mediocridad pisoteara mis recuerdos infantiles.

2 comentarios:

  1. Es cierto... Te granjeaste mi odio con el comentario a las cuartetas !!! Es como si tocaras a mi vieja... con las Cuartetas no, Eh !!

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Mi querido Fefi: se q es un sentimiento para vos... empero deberías reconocer q nada de lo antedicho, falta a la verdad!!
    Cuando quieras, "se vemo" en El Cuartito!!!!!
    besos

    ResponderEliminar