martes, 30 de junio de 2009

La Parolaccia del mare

Un gran grupo gastronómico, con varias marcas, "La Parolaccia", "La Bistecca", "La parolaccia Vitelo e dolce" y más... Centro elaborador de alimentos, camiones refrigerados, distribución propia. Ergo un tanque en la industria de la alimentación, con una receta más que probadísima de como se hacen las cosas y que esas cosas salgan bien. Desde el saludo en italiano, hasta el caramelito de cuando nos retiramos.
Parolaccia, quiere decir palabrota en italiano. Hace muchos años, el grupo tenía una publicidad para cine que decía que in Italia, la gente estaba acostumbrada a ir a una Trattoria en particular y los insultaran... en Buenos Aires no! Y se veía a un camarero salir a través del vidrio hecho añicos del local de Puerto Madero.
En Puerto Madero, está la única de las Parolaccias que se dedica a los frutos de mar. Repitiendo la fórmula de mucho personal, buena atención, mesas razonablemente separadas, iluminación puntual y una panera increíble!!! Todos saluda en italiano y son cordiales hasta la exageración de cantar el "tanti auguri per te!" a los gritos en el medio del salón.

La decoración es sobria, y separan los 2 inmensos salones una serie de peceras con peces azules, muy adecuadas para el ambiente. Se destacan las sillas acolchadísimas y el piso de madera. El salón se mantiene poco bullicioso para el caudal de gente que lo transita.
Reciben con un Bellini o un Campari... y lo bien que hacen, porque sacando el turno de las 9 hay que esperar siempre alrededor de una hora.
La panera, contiene un desfile de pancitos riquísimos: de grasa, de cebolla, de hojaldre, de queso, de salvado, comunes y.... carta de música repleta de queso rallado! una maravilla! también unos boquerones muy sabrosos por el precio del cubierto $8.
De la carta: jamón crudo con muzzarella de búfala ($35) un jamón dulce, maravilloso, con grasa fundente, casi translúcido, con una muzza hilada muy atractiva, sale con pimienta negra y oliva y le falta sal. Los ravioli de vitello e funghi gratinados ($38) son un manjar, super contundentes y sabrosos, se distinguen perfectamente las partes del relleno. También la lasagna del mar ( $45) es ma-ra-vi-llo-sa!! son capas de masa negra, con cazuela espesa de camarones, calamares y mejillones, mas algunas verduritas geniales, es super abundante y super pero super rica. De los postres: volcán de dulce de leche ($18) correcto y brownie con helado ($22) muy sabroso, en su punto justo de cocción y con nueces, con una salsita muy rica y frutillas... sería mejor servido tibio, peor igual es muy muy bueno. El café es Segafredo y los petit fours que acompañan, sensacionales. A la hora de la cuenta, traen limoncello o champagne.

Mi puntaje: 8,5

Alicia Moreau de Justo 1170 - Ciudad de Buenos Aires
Tel: 4343-0038 / 0063

6 comentarios:

  1. Justo el martes volvi despues de mucho tiempo a la Parolaccia (la de la calle Riobamba no la del mare). Fuimos porque estabamos cerca, estabamos cansados y debiamos festejar que habia una nueva profesional en la familia. Pero mi recuerdo no era bueno. Fui porque no habia una opcion mejor cerca. Solo rescataba la panera, pero recordaba muy caro el servicio de mesa. Fue muy grande mi sorpresa. La panera era excelente (soberbia una rosca de brioche), el valor del cubierto en relacion a lo que ofrecian y comparando con la competencia no era tan elevado. La atencion muy atenta. Antes todo me parecia muy actuado en los mozos, en cambio esta vez les crei (Habran hecho algun curso de actuacion??). Pedi vino en copa a muy buen precio por la calidad del vino (Terrazas) y pedimos pastas. Yo comi los mismos ravioli de vitello e funghi de los que vos hablas pero los pedi con un pomodoro e basilisco. Excelentes !!! Tremenda la quesera, como para ponerle queso a rabiar!! Pedimos unos raviolis de espinaca con pomodoro e funghi que tambien estuvieron soberbios. Se sentia el gusto y la textura de la espinaca. El ambiente era excelente. Terminamos con Cannoli relleno de mouse de dulce de leche con helado que estuvo excelente. El helado era de Persico. En fin una excelente velada. Inesperada porque los recuerdos eran malos. Nos fuimos contentos y casi cantando el ¨Tanti Aguri per Te¨.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Este lugar es realmente increíble. Tiene buena comida, buena atención, buen ambiente.
    Yo la verdad cuando fui lo pasé muy bien, todo muy cuidado. El servicio muy profesional. Es para volver definitivamente.

    ResponderEliminar
  3. Nos recibieron de una forma excepcional. El salon es pequeño y consideramos que deberian optar por calidad y no cantidad, quizas disponer de menos cubiertos pero de una forma mas relajada y comoda para mozos y clientes. El señor que nos atendio se ocupo de nosotros a cada segundo, pese a que estaba solo con muchas mesas. La verdad es que creo que faltaba personal, los chicos no podian con todo, me parecio logico que olvidaran mi lemoncello. La comida fue buena, opino que por la misma razon anterior el hecho de que no tuviera nada de especial era de esperarse.
    Un señor grandote presentandose como el gerente nos trajo la cuenta de una forma mas que amable... Pero acto seguido se encargo de tratar de muy mala forma a un mozo, justo atras de la mampara que separa la cocina, frente a la caja. Todo el salon quedo en silencio y el hombre le explicaba que debia retirarse porque no paraba de vomitar porque habian tirado Raid esa tarde en el restaurant. Inmediatamente, nos retiramos del salon.
    Como evaluacion final, creo que deberian tener mas recaudos con la parte humana de cada empresa.

    ResponderEliminar
  4. Nos recibieron de una forma excepcional. El salon es pequeño y consideramos que deberian optar por calidad y no cantidad, quizas disponer de menos cubiertos pero de una forma mas relajada y comoda para mozos y clientes. El señor que nos atendio se ocupo de nosotros a cada segundo, pese a que estaba solo con muchas mesas. La verdad es que creo que faltaba personal, los chicos no podian con todo, me parecio logico que olvidaran mi lemoncello. La comida fue buena, opino que por la misma razon anterior el hecho de que no tuviera nada de especial era de esperarse.
    Un señor grandote presentandose como el gerente nos trajo la cuenta de una forma mas que amable... Pero acto seguido se encargo de tratar de muy mala forma a un mozo, justo atras de la mampara que separa la cocina, frente a la caja. Todo el salon quedo en silencio y el hombre le explicaba que debia retirarse porque no paraba de vomitar porque habian tirado Raid esa tarde en el restaurant. Inmediatamente, nos retiramos del salon.
    Como evaluacion final, creo que deberian tener mas recaudos con la parte humana de cada empresa.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por dejar sus comentarios a todos y ayudarme a enriquecer el blog!!

    saludos!

    ResponderEliminar
  6. Risotto fruti di mare excepcional, el mejor que he comido. El salonero muy gentil y complaciente! JQA,CR

    ResponderEliminar