domingo, 12 de septiembre de 2010

La Dorita

Tanto había oído hablar de La Dorita que lo tenía como pendiente... su decoración "acantinada", sus lámparas construidas con botellas, las fotos y camisetas, el vino por barricas... todo sonaba muy bien, incluso siempre se habla de la buena relación precio-calidad de La Dorita.... 4 sucursales y un fenómeno de crecimiento sostenido.

Elegí la sucursal Botánico para sacarme la espina de una buena vez. Hice una reserva por la fama de largas colas que tiene el lugar, llegamos puntuales y nos ubicaron en una de esas odiosas mesas con gueridón en el medio... lo tomé como algo inevitable, tratándose de un lugar que se llena... PERO NO, nunca se llenó e insistieron toda la noche apilando gente que pugna por el equilibrio entre la ensaladera y la botella que amenazan con derrapar sobre la ropa. Siempre me pregunto, por que en ciertos lugares, adoran torturar a sus clientes?

El servicio estuvo bien, aunque facturaron una morcilla de más, que jamás pedimos, llegó al a mesa y devolvimos.(es un decir, porque la factura REAL tuve q reclamarla en un tono de voz, más alto de lo q hubiese deseado). Quiero detenerme un instante, sobre la ropa del personal: esas batas de tela finita, que se usaban hace 60 años, que dan aspecto desprolijo y austero, corresponden a un lugar donde sin manteles nos cobran $8 el cubierto?? 

 Pedimos un chorizo ($13) suave, bien, sabroso... el chimichurri y la salsa criolla tenían el mismo exacto sabor a nada. Una empanada de carne ($8) pequeña y reventada, rica masa buen relleno, un tanto cara. Luego fuimos por una ensalada grande de radicheta tomate y cebolla ($22) con muy buena materia prima, hay que decirlo y una tabla de carnes ($57) que se pueden elegir hasta 3 de una lista. Pedimos: entraña (rica rica y en buen punto de cocción) colita de cuadril (una rodaja invisible en la plancha) y bondiola de cerdo (tan escasa como la anterior y sin gusto a cerdo ni la grasa característica del corte...darán gato por liebre?). Para tomar nos dejamos tentar por los pinguinitos de vino ($29 de medio) cabernet de El portillo.
A los postres no llegamos pero se veían pasar correctos y golosos.

Mi puntaje: 7
Bulnes y Cabello y sucursales.

5 comentarios:

  1. Buenas,
    Yo probaría en la de Humboldt y costa rica. Me parece que allí están los Dueños.
    Desde 2005 (si mal no recuerdo) La dorita incrementó el precio de sus platos en un 100% en pocos meses y luego se mantuvo en ascenso.
    Claramente el plato a comer es el matambre al horno de barro.
    Pero coincido plenamente con tu critica.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias "anónimo"por tu comentario! lo voy a tener en cuenta y me alegra de q coincidamos en la valoración del lugar!!

    saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Opino igual que ustedes, todo muy mal e incomodo. Sobretodo Belgrano, al Gerente o encargado le "sangraba" la nariz cuando se acerco a la mesa.....que verguenza

    ResponderEliminar
  4. Despues de mucho tiempo sin ir a la Dorita, fui este fin de semana largo. Que triste cuando un clasico se destruye en su afan de convertirse en cadena, estuve en el de Bulnes.....TODO MAL, caro, poco, sucio, cucarachas, el servicio como en constitucion, una lastima.-

    ResponderEliminar
  5. Gracias por el comentario!! parece q no dejan de caer en picada, tirando por tierra la fama q tanto costó construir... una pena!! Tendremos q porbar la Pescadorita, a ver si con los pescados les va mejor!!!

    beso

    ResponderEliminar