lunes, 17 de agosto de 2009

Bereber


Podríamos pensar que por estar gestionado por un grupo exitoso a cargo de un étnico de primer nivel y excelente puesta (Green Bamboo) vamos a encontrarnos con algo parecido... a veces, la presunción puede fallar.
A este local, con vista a la plaza, le falta un remozamiento... las sillas y las mesas de arriba, están destartaladas, el toldo de invierno con agujeros, arreglado con cinta de embalar... los baños en condiciones de sutil abandono. La parte de abajo luce mucho mejor, pero la propuesta debe ser integral.
La deco es temática, con algunas mesas directamente a ras del piso, para sacarse los zapatos y comer semiacostado. Hay otras normales, no se asusten!
El servicio no es de lo mejor, es lento, olvidadizo, hay que reiterar muchas veces las cosas... mi acompañante directamente fue a buscarse por sus propios medios una cuchara, porque jamás se la trajeron...
La comida es rica y bastante marroquí, hay rondas de degustación (para 4) y platos tipiquísimos. Hace algunos años, tuve la suerte de visitar dicho país, asi que no voy a hacer agua con la recomendación. Pedimos una Pastilla ($39) para compartir de entrada: se trata de una masa de hojaldre con azùcar impalpable por encima rellena de carne de pollo, pasas, aceitunas y bastante canela, la tradición dice que las novias hacen esta comida el día de su boda. Estaba sabrosa, intensa y un poquitín seca. De principal, pedí una Tagine de cordero ($49) , flagrante y deliciosa, la recomiendo! viene en el recipiente cónico típico, del cual toma su nombre. También pedimos un cous cous Royal: con su caldo aparte para terminar de hidratarlo, estaba correcto y delicado ($52). Salotemaos los dulcisímos postres y coronamos la noche con 2 tès de menta, muy correctos.
Por el nivel de precios, no se concibe ni el mal servicio, ni la falta de mantenimiento, asi y todo, la comida vale la pena.

Mi puntaje: 7,5

Armenia 1880 4833-5662

2 comentarios:

  1. Está en mi restó list. Sin embargo de afuera se ve precioso, no mié el toldo.

    habrá que probar!!!

    ResponderEliminar
  2. Coincido con la crítica. Capaz es un restaurante para aprovechar con el descuento de Club La Nación, porque el precio no vale el producto final que uno consume.

    El problema es encontrar otro restaurante de cocina marroquí porque muchos no hay, y fusiones sobran.

    ResponderEliminar